Monitoreo de Contexto: martes 25 de Octubre,2022

Por Ruy Díaz

Bomba sucia de Kiev

El ministerio de defensa ruso asegura que posee pruebas de que el gobierno de Ucrania está preparando una bomba nuclear sucia, por lo que Moscú está tomando medidas para contrarrestar las consecuencias.

Sunak Primer Ministro

Asimismo, el multimillonario, Rishi Sunak, ha sido designado por el Partido Conservador como su nuevo líder y, por tanto, nuevo jefe de Gobierno en el Reino Unido en reemplazo de Liz Truss. Gran Bretaña se ha tambaleado de crisis en crisis en los últimos años de una manera que ha dejado a los aliados que una vez vieron al país como un ejemplo de buen gobierno desconcertados por su autoinmolación.

Esto ha ocurrido mientras EEUU, supuestamente el ancla mundial de la democracia, ha pasado por sus propios paroxismos, incluida una insurrección y la intensificación de los asaltos a sus aparentemente elecciones libres.Ambas naciones, que se habían aprovechado del triunfo soviético en la Segunda Guerra Mundial, quedaron tambaleándose por culpa de líderes díscolos, que a menudo despreciaron la verdad y los hechos y construyeron bases de poder atizando el resentimiento a partir del detritus de la desigualdad que la globalización había generado.

En el Reino Unido, el voto del Brexit para salir de la UE, liderado por Boris Johnson, dejó al país desvinculado y más pobre que antes, dando paso a una era de locura política que ha engendrado un cuarto primer ministro en unos tres años. El repentino nuevo presupuesto de la ex primer ministra, Liz Truss, que incluía enormes recortes fiscales para los ricos, sin ningún plan para pagarlos, alarmó a los mercados, hizo caer la libra, casi destruyó el sector de las pensiones y dejó a los propietarios de viviendas enfrentándose a enormes subidas en los pagos de las hipotecas.

La medida, posiblemente la apuesta política más desastrosa de Gran Bretaña desde la crisis de Suez de los años 50, echó por tierra la reputación de Londres de buena gestión financiera y gobernanza razonable y se ganó una reprimenda del Fondo Monetario Internacional. Cimentó la nueva y desconcertante imagen de Gran Bretaña como nación encerrada en un ciclo repetitivo de autodestrucción.

De esta manera, el paradigma de democracia parlamentaria representativa también ha perdido respaldo de importantes sectores de la sociedad y en la mayor parte de las naciones europeas la política es vista como un juego excluyente de clanes, tecnocracias y oligarquías que margina, golpea y reprime a minorías nacionales y a mayorías laborales. Lamentablemente, no queda claro de qué manera podría Europa superar la crisis multifactorial en la que se encuentra.

Elecciones en Estados Unidos

Por su parte, en Estados Unidos, la Comisión Federal Electoral rebela que en el transcurso de la campaña 2021-2022, los partidos han recibido aproximadamente 2 mil 400 millones de dólares, de los que han gastado $ mil 800 millones en la promoción de sus candidatos con miras a las elecciones del próximo Noviembre, 2022.

La organización Public Citizen, que tiene entre sus propósitos la defensa de la democracia, informa que sólo en el proceso electoral de 2020, las aportaciones del sector corporativo sumaron 3 mil millones de dólares, cuyo fin específico fue la derrota de los candidatos con campañas hostiles a los intereses de grandes corporaciones.

La responsable de abrir las compuertas del gasto electoral, y con eso pervertir el proceso electoral, fue la mayoría conservadora de la Suprema Corte que, al amparo de la libertad de expresión consagrada en la Primera Enmienda constitucional, al determinar que las corporaciones tenían del derecho de aportaciones sin límite al proceso electoral. Así, transformó un proceso aparentemente democrático en un casino en el que los apostadores con más recursos tienen mayores oportunidades de ganar la partida o, para el caso, las elecciones. En realidad, las elecciones se convierten en un mercado en el que el mejor postor sale ganando. “Y a eso le llaman democracia”.

Mientras tanto, el invierno se aproxima y con él las elecciones de EEUU. Sufre Biden.

Datos Económicos

Finalmente el Dow Jones ganó 417 puntos aterrizando en 31,499 puntos. En tanto, en el petróleo, el crudo Brent se cotizó a $ 93 el WTI a $ 84 el barril y la onza de oro a $ 1,656.

Ruy Díaz: docente hondureño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.