Holocausto del siglo XXI

por Julio Escalona*
Corresponsal de  InformacionAlDesnudo – Venezuela

El capital financiero que comanda las fuerzas imperiales desarrolla una guerra de exterminio. Ayotzinapa es parte de esa guerra. Las narcofinanzas y el narcoparamilitarismo y sus redes delictivas constituyen una fuerza de choque que trabaja para el rediseño del mapa mundial que el capital realiza destruyendo los Estados soberanos e imponiendo fronteras que las relaciones mercantiles articulan.

Para los maltusianos sobran cerca de 3.000 millones de pobres. Por eso, el holocausto del siglo XXI se vive en Asia, África y en la región latinocaribeña. En Europa del Este diariamente son secuestradas mujeres y niñas que son vendidas como esclavas sexuales. El neoliberalismos hace su trabajo y en España, Portugal y Grecia hay un desastre social. En EEUU, donde crece la miseria. Incluso, en la próspera Alemania.

En ese proceso pueden consolidarse narcoestados. Como el terror fascista es eje de la cohesión social, frente a la disidencia se aplican métodos crueles. Cuando los normalistas mexicanos son atacados por la policía, tres son asesinados: a uno lo desollaron, a otro le sacaron los ojos y 43 fueron secuestrados.

Se generalizan las piras para quemar a decenas de personas, la sierra eléctrica para descuartizar; en Centroamérica, a las embarazadas les abrían el vientre, decapitaban al marido y la cabeza la colocaban en el vientre de la mujer que era vuelto a cerrar. En Medio Oriente, soldados estadounidenses orinan cadáveres de prisioneros. En una cárcel fuerzan orgías sádicas atroces con los prisioneros.

En Venezuela ha ocurrido una invasión no convencional. Es clave el artículo de Luis Britto, “Crónica de una guerra anunciada”. Los narcoparamilitares y sus redes, las zonas donde venden “protección”, la quinta columna apoyada en la corrupción que ha penetrado al Estado venezolano y a organizaciones políticas, están aquí. Los fascistas continúan asesinando líderes sociales. La más reciente denuncia llegó desde Barinas después de los asesinatos de Robert Serra y María Herrera.

Esa invasión triunfó en México. Ya conocemos el colofón: 43 desaparecidos en Ayotzinapa. Venezuela está a tiempo de derrotarla. Es clave que el presidente Maduro desecha las políticas neoliberales y se bate contra la guerra económica.

Peña Nieto sucede en la presidencia de México a Calderón que dejó 70 mil muertos y 25 mil desaparecidos. ¿Cuántos dejará Peña Nieto si no vamos construyendo el cielo en la tierra?

Iguala

*Julios Escalona es Diplomático Venezolano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.