VII cumbre CELAC: unidad en la diversidad latinoamericana

Por Leonardo Parrini 

En Buenos Aires, Argentina, se reencuentra América Latina, y lo hace en el marco de la VII Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), desde el 24 de enero. La cita de Buenos Aires reencuentra a 33 países de la región con el objetivo de profundizar la cooperación y el trabajo articulado en aras de fortalecer la voz de la región en el escenario global y hacer frente a los desafíos comunes. Once años después de su fundación en Venezuela, en diciembre de 2011, la Celac ha dado pasos sólidos en el camino de la integración de Nuestra América, aun cuando su quehacer no ha estado exento de retos.

CELAC es un espacio de integración regional que “apuesta por un mayor grado de concertación política frente a los desafíos que impone el escenario actual de profunda crisis económica”. en esta perspectiva fomenta la paz, la estabilidad y el derecho de todo Estado a construir su propio sistema político, libre de amenazas, agresiones y medidas coercitivas unilaterales, desde una perspectiva coordinada en el concierto de las Naciones Unidas.

La VII de la CELAC se reúne en Buenos Aires en momentos en que “América Latina y el Caribe sigue siendo la región más desigual del planeta, con un contexto marcado por la definición de estrategias sanitarias para salir de los efectos de la pandemia, intentos de recuperación económica, seguridad alimentaria y enfrentamiento al cambio climático”. Sin embargo, en la región persisten amenazas a la estabilidad de la zona. Intentos de golpe de Estado, procesos judiciales amañados contra líderes de izquierda, asesinatos de quienes encabezan movimientos sociales y empleo de la violencia para impedir a los pueblos defender sus decisiones y derechos legítimos.

En esta oportunidad se produce el retorno de Brasil al organismo regional y el anfitrión Argentina celebro este hecho en la intervención de Alberto Fernández, su presidente: Argentina llama a trabajar unidos, en un mundo globalizado, porque de esa forma se obtendrían mejores y mayores resultados en beneficio de nuestros pueblos. Fernández enfatizo que durante sus acciones al frente del mecanismo, Argentina ha exigido el levantamiento de los bloqueos que afectan a Cuba y Venezuela. La CELAC nos brinda la oportunidad de convertir a la integración en una realidad. Unidos podemos tener una fuerza arrolladora, que defienda los intereses de nuestros pueblos, dijo Fernández.

Al intervenir en la VII Cumbre de la CELAC, Lula, presidente de Brasil dijo que “a lo largo de los sucesivos gobiernos brasileños desde la redemocratización nos comprometemos con ahínco y con sentido de misión en pro de la integración regional y en la consolidación de una región pacífica, basada en relaciones marcadas por el diálogo y la cooperación”.

Integración latinoamericana

Entre los principales puntos que serán parte del temario se destacan la consolidación de la región como un espacio de unidad en la diversidad y su integración con mayores niveles de inclusión y desarrollo.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México justificó su ausencia a la Cumbre de la CELAC en Argentina por sus “compromisos” en México, y además respaldó al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, quien fue reemplazado en la cita por el canciller, debido a planes de la derecha neofascista para agredir a la delegación venezolana.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, presidente de Bolivia señaló que “el capitalismo sufre una crisis múltiple que pone en peligro la existencia de la humanidad. “Hoy nos enfrentamos a una crisis capitalista múltiple y sistemática que pone cada vez más en riesgo la vida de la humanidad y de nuestra Madre Tierra, crisis alimentaria, hídrica, energética, climática, sanitaria, económica, comercial y social”-

La presencia de Cuba representada por su presidente Díaz-Canel, abogó por fortalecer la cooperación regional en el marco de la CELAC y por defender la independencia latinoamericana: “Estados Unidos persiste en el empeño de dividirnos, estigmatizarnos y subordinarnos a sus intereses, denunció hoy el presidente de Cuba. El mandatario alertó sobre la peligrosa escalada de acciones que buscan eternizar el hegemonismo imperialista, atentar contra el multilateralismo y la paz en la región, a 200 años de proclamada la Doctrina Monroe.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, calificó de ignominioso el bloqueo mantenido por Estados Unidos contra Cuba, al intervenir en la VII Cumbre CELAC. “La política de exclusión no ofrece resultados auténticos y durables. Así lo demuestra la historia de América Latina y el Caribe con el ignominioso bloqueo de Estados Unidos a Cuba y más recientemente a Venezuela”, declaró el mandatario. Boric señaló que la política exterior de su país tiene una profunda vocación hacia el multilateralismo, que privilegia la coordinación y cooperación internacional para enfrentar los desafíos actuales y futuros: “Lo dijimos en la Cumbre de las Américas y lo reiteramos en la Cumbre de la Celac: la exclusión y el aislamiento no es una solución a los problemas que aquejan a nuestros pueblos”, afirmó.

Gustavo Petro, presidente de Colombia, sugirió a los países miembros de la CELAC concretar la integración “sobre la base de proyectos concretos” y aseguró que el mecanismo puede ser el espacio definitivo de la integración latinoamericana “si le damos poder vinculante” para lo que se haga, se diga y se acuerde se vuelva realidad.

Por su parte, la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, abogó por un papel protagónico de multipolaridad que deben asumir los miembros de la CELAC. Durante su discurso en la VII Cumbre de ese bloque regional, la jefa de Estado llamó a denunciar las políticas asimétricas de la globalización, la cual arrastra a nuestros pueblos a niveles intolerables de injusticia, pobreza y corrupción. “Asisto a este foro con gran esperanza en un momento crítico para la región. Frente al fracaso de la Organización de Estados Americanos, hoy la CELAC es más necesaria que nunca”, enfatizó.

En tanto, el presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, expresó que los gobiernos y pueblos latinoamericanos están obligados a defender los espacios democráticos alcanzados en los últimos años en la región: “Es nuestra obligación como Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños condenar los actos violentos y vandálicos contra el gobierno legítimo y constitucional del presidente Lula (Luiz Inácio Lula da Silva) en Brasil, que buscaban subvertir la voluntad expresada libremente en las urnas por el pueblo brasileño”, dijo el mandatario.

CELAC expresó solidaridad con el pueblo cubano

Varios gobernantes reiteraron su apoyo a Cuba durante la cita, entre ellos la hondureña Xiomara Castro, quien denunció la política de agresión contra esa isla, Venezuela y Nicaragua, y agradeció a Fidel Castro, a Raúl Castro y a Díaz Canel, por impulsar la Celac. Granadinas recibió la presidencia Pro Tempore de CELAC y al recibir esta nominación, el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, agradeció a las delegaciones de los Estados miembros por haberlo elegido y destacó que San Vicente y las Granadinas “es uno de los países más pequeños en esta organización y hemos estado trabajando a lo largo de los años con CELAC”.

En su conclusión a la VI Cumbre, los jefes de Estado y Gobierno de los 33 países miembros de la CELAC aprobaron la Declaración de Buenos Aires, en la que abogaron por “el respeto a la diversidad política, económica, social y cultural de los pueblos”. Los mandatarios destacaron la proyección de la CELAC como una comunidad de naciones soberanas, capaces de llegar a consensos en temas de interés común y contribuir al bienestar y desarrollo, así como a las acciones para acabar con la pobreza, las desigualdades e inequidades existentes.

Leonardo Parrini:  Periodista. Fotógrafo. Director-Editor de la revista digital LAPALABRABIERTA. Colaborador de las revistas ROCINANTE y BABIECA (Campaña de Lectura Eugenio Espejo). Conductor del programa La Oreja Libertaria, Radio Pichincha 95.3 FM. Autor de los libros La hora del lobo (2000), Decapitar a la Gorgona: ¿la corrupción, una moral de la crisis? (2001), Eva sin paraíso (2003), Diálogo comunitario en democracia (2013), Égüez. La memoria insumisa (2016), Escritos en clave morse (2018), Retrato Íntegro, testimonio vital (2019), El canto de todos (2022). Ha colaborado en Revista Diners como comentarista de obras literarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.