¿Qué relación guardan Celac, UE y la nueva estrategia de seguridad y defensa de los Estados Unidos?

Por Yoselina Guevara L.

Este jueves 27 de octubre el Pentágono presentó la nueva Estrategia de Defensa Nacional, que traza los intereses nacionales de Estados Unidos y las amenazas que considera deben contrarrestar. El documento señala a la Federación Rusa como una «amenaza aguda», mientras que la República Popular China es calificada como el «competidor estratégico más importante para las próximas décadas». Días atrás la Administración Biden había dado a conocer la Estrategia de Seguridad Nacional (ESN) definitiva que describe la postura de Washington para hacer frente a los retos próximos y futuros, en cuyo centro está China, con Rusia relegada a una amenaza inmediata y peligrosa, pero no a largo plazo.

No es de extrañar que a nivel de seguridad y defensa los Estados Unidos coloquen su máxima atención en el Dragón asiático, pero ¿Qué tiene esto que ver con la Celac y la Unión Europea?  Para el posicionamiento geopolítico de Washington y hacerle frente tanto a Rusa como a China falta lo correspondiente a la parte comercial, en este sentido el viejo continente, siendo un aliado que se ha mostrado irrestricto,  puede hacerle este trabajo en la región. Para lograr este cometido Bruselas está procurando un acercamiento con Latinoamérica y el Caribe, de allí que haya surgido la realización de la  III Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores Celac-UE que se celebró en Buenos Aires, para la cual contaron con la colaboración de la Presidencia protempore de la Celac que está en manos de Argentina. Pero dicho encuentro es solo el inicio de un largo camino que incluye reuniones birregionales, bilaterales, firmas de acuerdos etc para retomar unas relaciones que estaban casi suspendidas; o en algunos caso como Venezuela están sometidas a paralización por la vía de las sanciones que la UE, al igual que sus aliados norteamericanos, le  han infligido a la nación suramericana.

Route 2023

Este cambio de visión de la UE está plasmado en la «Route 2023” una estrategia que parte desde la UE para fortalecer la presencia en los países del Nuevo Continente. De hecho la participación en la III Reunión Ministros de Relaciones Exteriores Celac-UE de Josep Borrell, Alto Representante de la Política Exterior  y Defensa de la Unión Europea estuvo definida en términos de “reforzar aún más las relaciones bilaterales y regionales, en particular a través de la copresidencia de la reunión de ministros de Asuntos Exteriores UE-CELAC, que allanará el camino para un mayor compromiso birregional de alto nivel con vistas a una cumbre el próximo año”. 

En política lo que no se ve “es”; en este particular el objetivo de la Unión Europea es frenar la expansión de la República Popular China en la región latinoamericana y caribeña, en la cual es el  socio  comercial principal de la mayoría de los países, de acuerdo a datos económicos que están a la vista en cualquier página web que maneje dichas estadísticas.

No cabe duda que el dragón chino es una gran amenaza para los Estados Unidos ya que está modelando y estructurando capacidades económicas, diplomáticas, militares y tecnológicas  a través de las cuales puede ser capaz de reorganizar el sistema internacional. En este sentido la compañía de la Federación rusa  a la China puede ser de vital importancia porque pudieran construir en conjunto un mundo realmente multipolar, sin la hegemonía de Washington.  

Cambio de escenario

Como lo hemos señalado en otras oportunidades el nacimiento de un mundo multipolar no será en condiciones agradables, en el sentido de que se está produciendo a través de la generación de cambios no sólo circunstanciales sino estructurales a nivel internacional. Si finaliza el conflicto militar Rusia-Ucrania, que sabemos que es un enfrentamiento donde están detrás Estados Unidos y sus aliados, hay una alta probabilidad que Washington cambie de escenario y se traslade hacia el continente asiático, algunos indicios de ello se están avizorando. El imperio norteamericano se alimenta de guerras y conflictos, y mientras siga tratando de mantener su supremacía a nivel mundial la humanidad no llegará a tener nunca una paz total.

Yoselina Guevara López: comunicadora social, analista política, articulista en diferentes medios internacionales, cuyo trabajo ha sido traducido al inglés, italiano, griego y sueco. Ganadora Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar 2022 (Venezuela), mención especial Opinión; Premio Nacional de Periodismo Aníbal Nazoa 2021 (Venezuela);I Concurso Memoria Histórica Comandante Feliciano 2022 (El Salvador) Tercer lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.