Monitoreo de contexto: martes 6 de diciembre 2022

Por Ruy Díaz

Apagones en Estados Unidos

Este fin de semana se registraron apagones en el condado Moore, en Carolina del Norte. El FBI está colaborando con las autoridades locales para esclarecer qué pasó (se asume que fueron producto de disparos) en una subestación eléctrica; el hecho dejó al menos a 40.000 personas sin luz.

¿Guerra nuclear?

Mientras tanto, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, avisa de una posible colisión directa entre potencias nucleares con resultados graves a raíz de políticas de EE.UU. “En el contexto de los esfuerzos occidentales por contener a Rusia, la política hacia una confrontación militar de facto entre EEUU y OTAN y nosotros en su conjunto supone una grave amenaza”, ha acentuado AYER lunes, el canciller ruso en el marco de mensaje dirigido a los participantes de la Conferencia sobre la No Proliferación Nuclear que tiene lugar en Moscú, capital rusa.

Lo anterior en función que Biden está considerando una expansión dramática en el entrenamiento que el ejército de EEUU brinda a las fuerzas ucranianas, incluida la instrucción de hasta 2.500 soldados ucranianos por mes en una base estadounidense en Alemania, según varios funcionarios estadounidenses.

Si se adopta, la propuesta representaría un aumento significativo no solo en el número de ucranianos que EE.UU. capacita, sino también en el tipo de capacitación que reciben. Desde el comienzo del conflicto en febrero, EEUU ha entrenado solo a unos pocos miles de soldados ucranianos, en su mayoría en pequeños grupos, en sistemas de armas específicos.

Asentamientos de la potencia ocupante israelí

Por otro lado, el secretario de Estado estadunidense, Antony Blinken, dijo ayer que el gobierno que representa se opondrá a los asentamientos de colonos israelíes en Cisjordania y a la anexión de ese territorio palestino que el régimen israelí ocupa ilegalmente desde 1967, donde mantiene una política de saqueo de recursos y cuya población vive sometida a una represión atroz y cotidiana.

Asimismo, el jefe de la diplomacia de Washington afirmó que “también seguiremos oponiéndonos de forma inequívoca a cualquier acto que socave las perspectivas de una solución de dos estados, (a) la expansión de los asentamientos, los movimientos hacia la anexión, la alteración del statu quo histórico de los lugares sagrados, las demoliciones y los desalojos (de hogares palestinos por las fuerzas ocupantes) y la incitación a la violencia”.

Los señalamientos de Blinken marcarían un retorno tardío e insuficiente a las posturas tradicionales de Washington que fueron compartidas con matices por demócratas y republicanos hasta que Donald Trump las dinamitó en diciembre de 2017, cuando reconoció a Jerusalén como “capital de Israel” y comenzó el traslado a esa ciudad de la embajada estadunidense que, como las de casi todos los otros países, se encontraba en Tel Aviv.

Bloqueo a Canciller ruso y tope al petróleo

En otro orden de ideas, el gobierno polaco impidió al ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, ingresar el jueves a la ciudad de Lodz, donde se realizaba una reunión del Consejo de Ministros de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, al día siguiente los 27 miembros de la UE, EEUU, Canadá, Japón y Australia acordaron imponer un tope de 60 dólares por barril al petróleo ruso, con el propósito de cerrar a Moscú su principal fuente de ingresos y forzarla a retirarse de Ucrania.

El tope no sólo afecta a las naciones signatarias, sino que impide a toda empresa con negocios en esos territorios manejar cargamentos de crudo ruso en todo el mundo, a menos que se venda por debajo del monto fijado. Como era de esperarse, el Kremlin rechazó esta nueva medida de guerra financiera, confió en que se mantenga la demanda de su hidrocarburo y afirmó que estos pasos “tendrán como resultado inevitable el aumento de la incertidumbre y la imposición de mayores costos para los consumidores de materias primas”.

Elon Musk y los hilos con el partido republicano

Además, es oportuno señalar que EEUU atraviesa por la fase de la exposición de la pertenencia partidista de sus influyentes trasnacionales. New York Times “defiende” al fraudulento Sam Bankman-Fried, de FTX, “lavador” del Partido Demócrata, mientras Elon Musk , con fuertes vínculos con el Partido Republicano, colisiona con los antiguos propietarios de Twitter, que adquirió hace dos meses en $ 44 mil millones.

Por cierto, después de su compra de Twitter, Elon Musk comentó: “existe un gran peligro de que las redes sociales se escindan entre las cámaras acústicas del ala de la extrema derecha y el de la extrema izquierda, que genere más odio y divida a nuestra sociedad. Asimismo, Elon Musk acaba de anunciar que publicará los volcánicos “Twitter files” sobre la fétida laptop de Hunter Biden

Datos económicos

El Dow Jones perdió 482 puntos aterrizando en 33,947 puntos. En tanto, en el petróleo, el crudo Brent se cotizó a $ 85 el WTI a $ 79 el barril y la onza de oro a $ 1,787.

Ruy Díaz: docente hondureño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.