Monitoreo de contexto: martes 22 de noviembre de 2022

Por Ruy Díaz

Se nos fue Pablo Milanés…pero Yolanda se quedará con [email protected] para siempre.

Desaceleración mundial

El mundo se encamina hacia una recesión global y un estancamiento prolongado a menos que cambiemos rápidamente el curso actual de política monetaria y fiscal restrictiva en las economías avanzadas, cosa que no solo no está sucediendo, sino que se está acelerando. La desaceleración mundial afectará a todas las economías del mundo.

Tope al petróleo

El «tope» al precio de los combustibles rusos ha generado una especulación de los mismos y por ello el costo del flete ha aumentado significativamente. Resultado, el costo del combustible al consumidor final difícilmente bajará en Europa.

Conflicto Rusia-Ucrania

Por su parte, Lituania abandonó la idea de enviar a Ucrania obuses autopropulsados Panzerhaubitze 2000 y sistemas de defensa antiaérea Nasams, confirmó el ministro de Defensa lituano, Arvydas Anusauskas. La ayuda militar que brindó Vilna a Kiev, señaló, ya alcanzó 232 millones de euros y seguirá aumentando.

Crisis alimentaria

Asimismo, «Por tercer año, Rusia lleva manteniendo el estatus de exportador neto de alimentos, es decir, enviamos más al extranjero que importamos. Por el momento, el volumen de entregas externas ya supera los 33.000 millones de dólares, y las exportaciones agroindustriales pueden ser de unos 40.000 millones de dólares este año», dijo Pátrushev. El ministro subrayó que, en general, la agricultura industrial de Rusia se desarrolla sistemáticamente, lo que garantiza la seguridad alimentaria del país.

Antes de la guerra, Rusia y Ucrania eran responsables del 28% de las exportaciones mundiales de trigo, siendo Rusia el primer exportador mundial y Ucrania el quinto, pero también del 29% de la cebada, del 15% del maíz y del 75% del aceite de girasol. Algunos países dependían de esas importaciones: Egipto compraba el 86% de su trigo a estos dos países, Turquía el 77% y Pakistán el 88%. Por ello y pese a las sanciones, Rusia incrementó sus exportaciones de cereales, siendo 2022 su mejor año.

Pero, con la guerra, 26 países congelaron sus ventas de cereales, e India incluso las prohibió. Ahora, como era de esperar, el efecto sobre los precios siguió, o incluso anticipó, estas restricciones, afectando principalmente a los países africanos y al sur de Asia. Esta ruta del miedo provoca la espiral de precios, amplificada por esta especulación que el poder de la inflación pone en manos de las grandes distribuidoras (el precio internacional del aceite de girasol ha vuelto desde entonces a los niveles de antes de la guerra, pero la noticia no ha llegado a los supermercados). Según la ONU, estas restricciones eliminan el 15% de las calorías consumidas en el mundo.

Interdependencia económica

Según muchos organismos internacionales, las tensiones geopolíticas plantean la posibilidad de que la competencia estratégica y las preocupaciones por la seguridad nacional puedan triunfar sobre los beneficios económicos compartidos del comercio mundial, los cuales solo son ciertos para los neoliberales, pero el pretexto de la seguridad nacional ha sido un determinante central en el juego el comercio.

Las interdependencias entre las economías significan que tal perspectiva sería muy costosa para el mundo, para los países pobres en particular, y para Asia en especial. Por ejemplo, alrededor de la mitad de las importaciones en los EEUU y un tercio en Europa provienen de Asia. Y, a su vez, los países asiáticos representan casi la mitad de la demanda mundial de productos básicos, una unión comercial mundial que funciona como un dominó, en caso de que algunas de sus piezas se derrumben.

No olvidemos que el planteamiento de Rusia hacia Europa era explícito: crear una esfera europea de acuerdos sin la OTAN. Eso permitía a Rusia desarrollar vínculos económicos con occidente y con oriente (una política autónoma). Y también debería permitir a Europa continental lo mismo. Pero esto no fue así, requería de una decisión de Alemania (y Francia en común) de ponerse a la cabeza de un bloque (también militar) separado de los EEUU e Inglaterra.

Ahora bien, este planteamiento fue demasiado para la elite dirigente germana aun atada a las consecuencias de la segunda guerra y con sectores de fuertes intereses atados a “extremo occidente” atlantista. Así, la decisión de sumar a Ucrania al sistema de defensa occidental y absorberla económicamente, implicaba un desplazamiento de Rusia de su propia esfera inmediata. Y es de recordar que Ucrania es un país con presencia rusa en términos identitarios en importantes regiones.

Datos económicos

El Dow Jones perdió 45 puntos aterrizando en 33,700 puntos. En tanto, en el petróleo, el crudo Brent se cotizó a $ 87 el WTI a $ 80 el barril y la onza de oro a $ 1,742.

Ruy Díaz: docente hondureño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.