El junte soberanista

El miércoles 15 de marzo fue un día histórico que debe llenar de mucho júbilo y esperanza a todas las personas que apoyamos la soberanía nacional de nuestro pueblo. Tuve la oportunidad de representar a la Unión Pro Libre Asociación en la conferencia de prensa en la que estaban presentes miembros del PPD, PIP, MINH, MUS, PROELA, entre otros movimientos sociales y políticos.

Me siento sumamente entusiasmado con lo que presencié allí y estoy convencido que hemos de llevar un mensaje alentador pero sobre todo educativo acerca de las opciones que defendemos los que votaremos por el círculo el próximo 11 de junio.

Por mucho tiempo, el reclamo de la soberanía estuvo fragmentado por diversas razones y por fin, se nos ha dado la oportunidad para unirnos en un frente común. Muchos habrán pensado que la estrategia de unir las dos alternativas diferentes de estatus en una misma columna, iba a ser perjudicial para nuestro ideal, pero pienso que es todo lo contrario. Partiendo de la premisa de que vamos en busca de nuestra soberanía nacional nos resta continuar educando al pueblo puertorriqueño, que tiene sus dudas acerca de las alternativas de estatus, pero que sabe que la estadidad es un imposible político y el ELA ya no es alternativa de futuro. 


En este proceso es importante delinear un plan coherente de cara al 11 de junio para que todas las personas que creemos en la soberanía de Puerto Rico, hablemos con una sola voz. Lo primero que debemos hacer es comprometernos a llevar el mensaje de la libre asociación desde un enfoque pedagógico. Es decir, explicarle a las personas con argumentos legales, económicos, políticos y sociales por qué es que defendemos esta opción. Luego, tenemos que es explicarle al País qué es la libre asociación y su diferencia con el estatus colonial actual. Uno de los mayores retos que tenemos los que creemos en la libre asociación es su similitud ortográfica con el Estado Libre Asociado. Una vez expliquemos esas distinciones, tenemos que mencionar las razones por la cual la libre asociación es la mejor alternativa para Puerto Rico en estos momentos.

Todo puertorriqueño/a que tenga un compromiso genuino con descolonizar a nuestra patria, tiene que salir a votar el 11 de junio. Quedarse en su casa, romper o dañar la papeleta, simplemente no pueden ser alternativas viables para que este tema sea atendido con la seriedad que lo amerita tanto aquí como en el Congreso de los Estados Unidos. Independientemente de su alternativa preferida de estatus, hay que expresarse en todas las consultas que podamos. Defendamos nuestras alternativas de predilección pero siempre teniendo en mente que nos une el anhelo por un Puerto Rico mejor y el exigir que no estemos sujeto a los poderes plenarios del Congreso federal.

Jose M Lopez Ismael

Nací en NYC. Me mudé a Puerto Rico en el 1980 donde eventualmente me convertí en independentista al ver que PR no se administra para los boricuas. Me retiré tempranamente de la pedagogía para luchar 24/7 por la descolonización de Puerto Rico a través de marchas pacíficas anuales y empujar a la ONU hacer su trabajo. Necesitaremos un tsunami de gente protestando permanentemente para obligar a USA a cumplir con la ley internacional que prohíbe el coloniaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.