Corea del Norte: misiles y posicionamiento geopolítico

Por Yoselina Guevara López

Este viernes 18 de noviembre Corea del Norte lanzó con éxito un misil balístico intercontinental que sería capaz de llegar y golpear cualquier parte del territorio estadounidense. El arma probada por Pyongyang, de acuerdo a agencias especializadas, se trataría del Hwasong-17 desarrollado por Corea del Norte, que está equipado con dos cabezas nucleares, el cual alcanzó una altitud máxima de 6.100 km y voló durante 1.000 km antes de hundirse en el Mar del Este, a unos 250 km de la costa de Japón. Pyongyang suma un total de 30 lanzamientos desde inicios del mes de noviembre; pero la gran novedad es que es la primera vez que Corea del Norte consigue resultados realmente óptimos en las pruebas de estas potentes armas.

Advertencias con misiles

No cabe duda que Pyongyang con estos misiles está lanzando una advertencia sobre todo a los Estados Unidos; la prueba del Hwasong-17 se produjo justo después de la declaración del ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Norte, Choe Son-Hui, que arremetió contra la reciente reunión trilateral entre el presidente surcoreano, Yoon Suk-Yeol, el primer ministro japonés, Fumio Kishida, y el presidente estadounidense, Joe Biden. En dicho encuentro los tres líderes condenaron enérgicamente las acciones de Corea del Norte, y acordaron aumentar su cooperación en materia de seguridad y reforzar la disuasión contra Pyongyang.

El mensaje del gobierno de Kim Jong-Un a través de las pruebas misilísticas fue  muy claro, y se inserta en una dinámica de respuestas a las provocaciones y contramedidas militares consolidadas en los últimos meses a acciones consideradas hostiles que han sido llevadas a cabo por Corea del Sur y Estados Unidos como en el caso de las recientes maniobras militares conjuntas.

Posiciones en el Conflicto Rusia-Ucrania

Aunque con estas respuestas Corea del Norte está fortaleciendo  su posición en la región; geopolíticamente Pyongyang ha recuperado una centralidad, y una capacidad de maniobra, que parecía haber perdido hace tiempo .La operación especial rusa en Ucrania ha reforzado la posición de Corea del Norte que ahora puede contar con el apoyo incondicional de Rusia, por ser uno de los países del mundo que se ha desmarcado de las hostilidades hacia Moscú.

Por el contrario, Corea del Sur  ha decidido ponerse del lado de las posiciones de sus aliados estadounidenses, europeos y occidentales en el Conflicto Rusia-Ucrania. Seúl ha condenado la operación rusa y suministra discretamente armas a países como Estados Unidos y Polonia que a su vez equipan a Ucrania. Pero Corea del Sur hábilmente niega que suministre armas directamente a Ucrania; a ello se agrega que también ha adoptado algunas de las sanciones occidentales contra Rusia. Sin embargo para Seúl sigue siendo un conflicto lejano como para suscitar fuertes respuestas.

Tablero geopolítico en Asia

En cuanto a la especie de “alianza tácita” y “no formal” entre Seúl, Tokio y Washington está dando muestras de reforzarse; siendo que en los últimos años  se había debilitado debido a las disputas existentes entre Corea del Sur y Japón. Será importante ver si estos tres países deciden actuar en conjunto, y cuál será la reacción, en caso de una nueva escalada de provocaciones, por ejemplo con una prueba nuclear que ya Corea del Norte ha señalado que con una alta probabilidad la realizará próximamente.

En este sentido la continua competencia mundial entre China y Estados Unidos permite que Corea del Norte, también por ser un país con armas nucleares, figure como uno de los muchos campos del tablero geopolítico en los que también se desarrolla este enfrentamiento. Pekín, que mantiene una compleja relación con Kim Jong-Un, tiene todo el interés en utilizar a Corea del Norte, y su potencial nuclear, como medio de presión sobre Washington.  Por su parte Pyongyang le interesa consolidar su estatus de potencia nuclear y continuar posicionándose como una amenaza para la seguridad tanto de Estados Unidos como de sus dos mayores aliados en la región, es decir Japón y Corea del Sur, con el objetivo de presentarse ante China como un valioso, aunque imprevisible, aliado en la competencia contra Washington .

Yoselina Guevara López: comunicadora social, analista política, articulista en diferentes medios internacionales, cuyo trabajo ha sido traducido al inglés, italiano, griego y sueco. Ganadora Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar 2022 (Venezuela), mención especial Opinión; Premio Nacional de Periodismo Aníbal Nazoa 2021 (Venezuela);I Concurso Memoria Histórica Comandante Feliciano 2022 (El Salvador) Tercer lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.