Boric y su boca es un boomerang

Por Rolando Prudencio Briancon

Hace casi poco más de dos semanas atrás ya le salió como un tiro por la culata a Gabriel Boric el resultado del referéndum sobre la Constituyente, luego que el pueblo chileno votara mayoritariamente en contra de dicha propuesta, por cuanto la misma no fue socializada lo suficientemente enfocada a despejar los fantasmas de que por poco el fantasma del Comunismo estaba de vuelta en Chile.

Tal vez este resultado fue por el oscilante comportamiento político de Boric que, muchos chilenos que confiaron en él hoy le den la espalda; aunque admito que es muy prematuro prejuzgar, pero no menos cierto es que su postura política respecto a Venezuela, Nicaragua o la misma Rusia son censurables; y no porque sea un ataque a los tres mandatarios, sino porque es una inaceptable injerencia en asuntos de cada nación soberana de las tres naciones a las que ha criticado.

Respecto a Bolivia hasta ahora Gabriel Boric no se ha referido y, es entendible que no lo haga; aunque ya mantuvo una reunión con Arce pero no se trató el asunto más álgido que no necesita nombrarlo.

Probablemente es que se repite con Boric la política nacionalista chilena sobre que asuntos relativos a su soberanía territorial; es al Ejército chileno al que le toca hacerse cargo y sobre una posible salida soberana de Bolivia al Pacífico, es asunto cerrado.

Desde luego que para los bolivianos, siendo éste un derecho irrenunciable, y habiendo Evo liderizado de buena fe una cruzada para lograr una salida soberana; no se podía esperar que dejara pasar por alto lo que a Boric le salió de su boca.

Así fue como Evo escribió en su cuenta twitter: «Hmno Pdte de Chile @gabrielboric condena lo que llama ‘invasión a Ucrania, violación de su soberanía y el uso ilegítimo de la fuerza’ por parte de Rusia. Tengo confianza de que asumirá misma posición con relación a la invasión de 1879, y reafirmará su propuesta de # Mar para Bolivia».

Tal vez este recordatorio que le hizo Evo se trate de una nueva etapa para replantearse un nuevo relacionamiento a partir; no sólo de la posición de Boric sobre lo que a su entender vive Ucrania, sino por ejemplo a su posición respecto a la situación de despojo de los territorios -similar a lo que ocurrió contra Bolivia hace siglos atrás- de Palestina. Prueba de esta su identificación con la causa palestina, es la reciente suspensión del reconocimiento del nombramiento del nuevo embajador israelí Gil Artzyel.

Pero además, y para que esté asesorado sobre la validez de la causa marítima boliviana, Boric cuenta con la colaboración de su ministra y Secretaria General de Gobierno Camila Vallejo, compañera de lucha además de su época de estudiantes, quien es geógrafa de profesión; sabe de sobra que Bolivia nació con costa, y que por una guerra impulsada por los capitalistas -la antítesis del comunismo en el que milita Vallejos- ingleses perdimos 400 mil kilómetros de nuestra costa, y más de 120 mil kilómetros cuadrados de territorio.

No se ha manifestado hasta ahora Boric sobre el twitter de Evo que, aunque se suele decir que: palabra dicha no tiene vuelta, en el caso de Boric ocurre lo contrario, pues sí tiene vuelta lo que como un boomerang salió de su boca, y que no es otra confesión de que está en contra de las invasiones.

Rolando Prudencio Briancon: boliviano y bolivariano. Abogado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.