“Brutal tortura de la CIA”, confirma informe senatorial | Información al Desnudo

“Brutal tortura de la CIA”, confirma informe senatorial

Obama,_Bush,_and_Clinton_discuss_the_2010_Haiti_earthquake

Por David Brooks, corresponsal
mar, 09 dic 2014 21:13

Nueva York. La tortura empleada en la era pos 11-9 por la CIA fue aun más brutal de lo que se sabía previamente, la información que se obtuvo fue en general inútil, y la agencia engañó repetidamente a la Casa Blanca, el Congreso y al público sobre estas operaciones, concluye un informe por el Comité Selecto de Inteligencia del Senado difundido este martes.

El informe documenta una serie de técnicas de tortura que incluyen las ya conocidas como el famoso “waterboarding” (un tipo de ahogamiento simulado, a veces conocido como “submarino”) junto con otras más severas que no se habían revelado anteriormente, incluyendo sujetar a detenidos a privación de sueño durante hasta un semana, amenazarlos de que serían muertos, o que sus hijos o madres serían atacados, con la asistencia de médicos algunos sufrieron algo llamado “alimentación rectal”.

Algunos fueron obligados a pararse sobre piernas fracturadas, otros mantenidos en oscuridad completa en celdas con ruido de alto volumen. Un detenido murió de frío en una de las cárceles clandestinas de la CIA.

480blog_torture

Prácticas de tortura empleadas por la CIA tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Foto Ap

En algunos casos citados en el informe, la tortura fue tan extrema que algunos oficiales de la CIA pedían ser trasladados, ya que no aguantaban y otros enviaron mensajes a sus superiores preguntando sobre la legalidad de lo que se estaba haciendo. Los encargados del programa ordenaron que dejaran de preguntar, ya que todo estaba autorizado a los “más altos niveles”.

A la vez, el informe acusa a la CIA de engañar “de manera rutinaria” a legisladores, la Casa Blanca y al público en general sobre el alcance, dimensión y sobre todo la utilidad del llamado “programa” de interrogaciones y cárceles clandestinas en decenas de países, frecuentemente exagerando su efectividad. Según el informe, la CIA tenía a 119 detenidos, y por lo menos 39 de ellos fueron sujetos a este tipo de tortura. Usando 20 de estos casos, el informe mina la justificación central de que estas “técnicas” rindieron inteligencia clave que ayudó a descarrilar atentados terroristas y que hasta brindó información clave para la captura y muerte de Osama Bin Laden, como habían argumentado sus defensores.

index

La presidenta del Comité de Inteligencia, la senadora demócrata Dianne Feinstein, quien guió la investigación, declaró este martes ante el Senado que las acciones de la CIA “son una mancha sobre nuestros valores y nuestra historia”. Enfatizó que aunque el informe no puede quitar esa mancha, es “un paso importante en restaurar nuestros valores y demostrar al mundo que somos una sociedad justa”.

La CIA emitió un documento rechazando varios de los puntos principales, sobre todo el de engañar al Congreso. El actual director de la CIA John Brennan, cercano al presidente, reconoció que la agencia había cometido “errores”, pero rechazó la conclusión central del informe, insistiendo en que las interrogaciones “sí produjeron inteligencia que ayudó en frenar planes de atentados, en capturar terroristas y en salvar vidas”, y que la inteligencia de ese programa “continúa informando nuestros esfuerzos antiterroristas hoy día”.

Torturar o no torturar

Torturas-de-la-CIA

La presentación del informe –resultado de una investigación del comité encargado de supervisar a las agencias de inteligencia en la cámara alta que duró 5 años y costó más de 40 millones de dólares– resucitó el gran debate aquí sobre el uso de la tortura, prisiones clandestinas y otras actividades justificadas bajo las reglas de la “guerra contra el terrorismo” proclamada por el entonces presidente George W. Bush.

El presidente Barack Obama, cuya Casa Blanca, junto con su jefe de la CIA, logró frenar durante meses la divulgación de este informe, hoy usó el informe para justificar su decisión de anular el programa de interrogaciones y detenciones clandestinas cuando asumió la presidencia, al señalar que este fue un programa que causó “daños significativos a la postura de Estados Unidos en el mundo”. Pero también buscó defender la labor de las agencias de inteligencia y el gobierno de su antecesor George W. Bush en su esfuerzo antiterrorista, y que fue dentro de este contexto que se cometieron “algunos errores”.  Además, solicitó que el país no reinicie “viejos argumentos” con este informe.

2008-02-05-C7-901205.jpg_gde

Aun días antes de presentarse el informe, el propio Bush, su vicepresidente Dick Cheney y su círculo, junto con ex jefes y altos funcionarios de la CIA, y legisladores republicanos ya habían iniciado una feroz campaña para defender sus políticas y condenar como casi anti-patriótico las criticas en el informe. Insistieron en que este programa sí rindió inteligencia clave para la lucha antiterrorista y reiteraron que todo fue “legal”.

Por su parte, los actuales jefes de inteligencia, algunos legisladores y hasta el propio secretario de Estado, John Kerry, advirtieron que la presentación pública del documento podría detonar actos de violencia, y hasta muertes de estadunidenses, en varias partes del mundo. De hecho, el gobierno de Obama anunció que emitió una “alta alerta” a sus sedes diplomáticas a nivel mundial ante posibles consecuencias de la difusión del informe.

Algunos observadores sospechaban que todo esto era parte de un intento para demorar la difusión del documento hasta enero, cuando el Senado será controlado por republicanos y, con ello, evitar que este documento fuera hecho público.

El informe es sólo un “resumen ejecutivo” de 524 páginas del documento aún secreto de más de 6 mil cuartillas elaborado por los investigadores, y su difusión primero tuvo que superar 10 meses de intensas negociaciones entre senadores y la Casa Blanca sobre la versión que se haría pública para proteger “intereses nacionales” y la “seguridad nacional”.

Este debate interno incluyó un enfrentamiento público entre la CIA y el Comité de Inteligencia cuando se descubrió que la CIA había espiado el propio trabajo de los investigadores. El resumen también tiene amplias secciones tachadas en negro, censuradas.

Torturas-prisioneros-Abu-Ghraib-Archivo_CLAIMA20141210_0089_36

La difusión de este informe fue bien recibida por muchos como un acto de transparencia, aunque críticos señalan que tal transparencia es parcial ya que la mayoría del informe sigue siendo secreta. El director de Human Rights Watch, Kenneth Roth, declaró que el informe deja claro que la CIA torturó, “lo cual es criminal y jamás justificable”. Sin embargo, el Departamento de Justicia, que ya investigó el programa, cerró el caso sin presentar cargos. Tanto Obama como el procurador general Eric Holder ya habían indicado que no procederán judicialmente contra funcionarios del gobierno de Bush, aun después de lo revelado por este informe.

4029760728

Vale recordar que hace casi 70 años, el gobierno de Estados Unidos enjuició a oficiales japoneses después de la Segunda Guerra Mundial por crímenes de guerra donde la evidencia presentada fue el empleo de una técnica de interrogación que fue definida como tortura: el “waterboarding”.

El informe del Senado: http://www.intelligence.senate.gov/study2014/sscistudy1.pdf

John McCain CIA Torture Report Senate Speech. Torture Was Ineffective, Stained Our National Honor

1980981w645

Published on Dec 9, 2014

Senator John McCain (R-AZ) took to the Senate floor Tuesday afternoon to in no uncertain terms condemn the CIA’s torture practices under the Bush administration, arguing that the Senate Intelligence Committee report proved that not only was torture morally objectionable but also ineffective — the true reason, McCain said, so many opposed this report’s release.

image5487a006dd0012.36903659

Saying that the CIA’s practices “stained our national honor, did much harm and little practical good,” McCain added, “What might come as a surprise, not just to our enemies, but to many Americans, is how little these practices did to aid our efforts to bring 9/11 culprits to justice and to find and prevent terrorist attacks today and tomorrow.”

“That could be a real surprise, since it contradicts the many assurances provided by intelligence officials on the record and in private that enhanced interrogation techniques were indispensable in the war against terrorism. And I suspect the objection of those same officials to the release of this report is really focused on that disclosure – torture’s ineffectiveness – because we gave up much in the expectation that torture would make us safer. Too much.”

images

“Terrorists might use the report’s re-identification of the practices as an excuse to attack Americans,” he added, referring to the claim that the report’s release would needlessly endanger American lives, “but they hardly need an excuse for that.”

McCain overall decried the notion that torture was a necessary tradeoff for the security in the war on terror. “Our enemies act without conscience. We must not,” he said. “We need not risk our national honor to prevail in this or any war.”John McCain took the senate floor to rip the CIA Torture Report . john mccains says the american people have a right to know what was done in their name.

Published on Dec 10, 2014

Subscribe to VICE News here: http://bit.ly/Subscribe-to-VICE-News

tortura-con_agua_0-580x311

The Senate Intelligence Committee has released a blistering, 500-page report on the CIA’s controversial detention and interrogation program, a document that committee chairwoman Dianne Feinstein said represents the most significant oversight effort in the history of the US Senate.

The $40 million, five-year study concluded that CIA officials exaggerated the value of the intelligence they gleaned from dozens of “high-value detainees” held at black site prisons, where they were subjected to so-called “enhanced interrogation techniques” such as sleep deprivation and waterboarding.

536411_joe_biden_cia_placa_de_honor

The committee reviewed more than 6 million pages of top-secret CIA documents and found that the architect of the interrogation program was a retired Air Force psychologist named James Mitchell, an agency contractor who — according to news reports — personally waterboarded alleged 9/11 mastermind Khalid Sheikh Mohammed. The Senate report does not identify Mitchell by name.

bush-680x365

Mitchell has a signed a non-disclosure agreement with the CIA and was unable to discuss his alleged role in the agency’s enhanced interrogation program, but VICE News met up with him in suburban Florida to discuss the Senate’s report and one of the darkest chapters of the war on terror. This is the first time Mitchell has ever appeared on camera.

Read “Community Outreach — Not ‘Enhanced Interrogation’ — Might Be the Best Way to Stop Terror Attacks” – http://bit.ly/1yzJMMh

Read “What $300 Million Bought the CIA’s ‘Detention and Interrogation’ Program” – http://bit.ly/1Byh30p

Read “Senate Torture Report Finds the CIA Was Less Effective and More Brutal Than Anyone Knew“ – http://bit.ly/165G0n5

Read “UN Official Wants US Administrators Involved in Torture to Be Prosecuted” – http://bit.ly/1D9qy87

Check out the VICE News beta for more: http://vicenews.com

Follow VICE News here:
Facebook: https://www.facebook.com/vicenews
Twitter: https://twitter.com/vicenews
Tumblr: http://vicenews.tumblr.com/
Instagram: http://instagram.com/vicenews

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada. En Información al Desnudo queremos mantener un debate de altura, no se aceptan por lo tanto comentarios que incluyan; insultos, amenazas, xenofobia, lenguaje obsceno, enlaces externos o Spam.


*


Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.