REPICA ESCÁNDALO SUPER-TUCANOS EN EEUU.-LEONEL EN SAL MUERA.

index

Esta reseña le siguió a la primera denuncia de la estafa de la compra sobrevaluada de los súper-tucanos y fue publicada en diciembre del 2013 en el ALBUM DE LA CORRUPCIÓN de TIRO Al BLANCO, voz del Movimiento Caamañista-MC, justo cuando el tema rebotó a los EEUU. El silencio cómplice de este gobierno del presidente Medina sepultó nueva vez el tema.

Ahora repica de nuevo en el exterior sin que se den a conocer los detalles incluidos en este texto, cuyo contenido incrimina al expresidentes LEONEL FERNÁNDEZ; quien debería encabezar el conjunto responsable de este robo al Estado ascendente a los 87 millones de dólares.

GRAN ESTAFA EN COMPRA SOBREVALUADA DE LOS SUPER-TUCANOS

Narciso Isa Conde/25-09-2014

Súper-Tucano en pista
Leonel al frente del timón
Leonel canta victoria desde uno de los Súper-Tucanos

Los ocho aviones Súper-Tucanos, comprados innecesariamente en Brasil por mandato del ex-presidente Leonel Fernández, le costaron al Estado dominicano  98, 647, 000 dólares; mientras que el valor real de esos aviones es de 1.250,000 dólares por unidad, lo que en total suma 10, 000,000 de dólares. La sobrevaluación -según este cálculo- fue de unos 87 millones  de dólares, proporción record en materia de dolo gubernamental.

Ese dato se puede comprobar fácilmente en la publicación de R.S warbird (teléfono (623).703-3500) sitio www.controller.com, localizable en Internet, en la Pág.55. Allí se establece que el precio comercial de ese tipo  de nave reconstruida, Tucano short MK1 de cuatro hélices, cabina full, es el señalado en el párrafo anterior.

Antes de materializarse la compra referida, el 7 de agosto del 2008, el Senado de la República recibió a los generales Peña Antonio,  Altuna Tezanos, Hugo González Borrel, Pedro Valenzuela Quiroz (asistente del ministro), al coronel Carlos Picini (compadre de Peña Antonio) y a Andrés Van derhorz (Director de Aviación Civil) para escuchar las fundamentaciones de esa compra y darle curso a la misma. Vincho y Pelegrín Castillo fueron invitados y no podían faltar.

Es significativo que el Coronel Picini, sin ser piloto -ahora señalado por recibir dentro de esa operación un soborno de 3, 400,000 dólares- estuvo a cargo de la “exposición técnica”. La versión del soborno procede de un banco estadounidense usado para el lavado de esa suma dinero y su publicación a nivel internacional ha catapultado al presente lo que antes se taponó, pese a responsable denuncia que hicimos en el 2008 a través de Tiro al Blanco.

EL Senado avaló el contrato sin investigar nada. Más tarde el ex-presidente Fernández llegó a posar alegremente en uno de esos aviones en la base aérea de San Isidro.

Años atrás el coronel Picini fue cancelado y puesto en retiro por desfalco comprobado cuando desempeñaba funciones en Aviación Civil durante el último gobierno de Balaguer, y fue reintegrado a la Fuerza Aérea Dominicana-FAD por el mayor general Peña Antonio durante la administración peledeísta.

COMPRA INNECESARIA

Por demás, la compra de esos Súper-Tucanos fue absolutamente innecesaria, porque antes de concretarse esa operación el Gobierno de Taiwán le ofreció gratuitamente al gobierno dominicano ocho aviones de superior calidad para los fines de persecución de vuelos ilegales.

Esa importante información fue ofrecida recientemente por el general® Rafael Pércival Peña, quien a la sazón era agregado militar en Taiwán y actuó como receptor de la propuesta china, visitó la fábrica de los T-D3 y le transmitió al gobierno dominicano y a la Secretaría de la FFAA todos los detalles.

Se trataba de aviones caza T-D3, que despliegan 360 nudos en velocidad en crucero, mas que los Súper-Tucanos (220 nudos), y que adicionalmente disponen de un techo de vuelo de más altura y son más versátiles, dado que fueron especialmente diseñados para misiones de persecución. Los Súper-Tucanos son aptos, sobretodo, para misiones contra-insurgentes.

POSIBLES BENEFICIARIOS

Sin mediar explicación, el presidente Fernández, el Tte. General Peña Antonio y el mayor general Carlos Altuna Tezanos, Secretario de Estado de las FFAA y Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea Dominicana-FAD respectivamente, no le dieron curso a la oferta taiwanesa y optaron por la compra sobrevaluada.

No hay que ser un buen detective para deducir que entre los impulsores de esa compra fraudulenta, comenzando por el ex-presidente Fernández, están los posibles beneficiarios de la misma.

Es de rigor pensar que en los archivos oficiales del gobierno civil y de sus Fuerzas Armadas (Secretaría FFAA y Jefatura de la Fuerza Aérea Dominicana-FAD) deben reposar los documentos de esa transacción, o de lo contrario fueron sustraídos, lo que incriminaría más aun a sus jefes de ocasión. Así que no nos venga el nuevo ministro Sigfrido Pared Pérez con el cuento de que no tienen información sobre el tema, ni el Ministerio Público a hacerse el loco.

Sobran elementos para mover la acción judicial, si no fuera por esas complicidades prestas a encubrir los grandes delitos de Estado y a los grandes delincuentes.( Diciembre 2013, Pág. 3, ALBUM DE LA CORRUPCIÓN, Tiro al Blanco # 24)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.