Quién es que paga

  8CC70A7CAE93453DB1DF07D77DE98CCC

Quién paga…

por: Carlos R. Alicea Negrón
 El 29 de junio, el gobernador de los bonistas Alejandro García Padilla, compareció ante el pueblo paraanunciar lo que el pueblo vive y conoce, que hay crisis. Gastó millones de dólares en un informe preparado por la Sra. Anne O.Krueger, exdirectora del Fondo Monetario Internacional, para decirnos que el gobierno colonial estadounidense en Puerto Rico colapsó.
5818_329747993809398_1554702407_n
Aceptaba por fin que la deuda de 71 mil millones de dólares es impagable. Sin embargo, en vez de meterle mano a los verdaderos causantes de la crisis y la deuda,

le dice a usted ya su familia que tienen que sacrificarse más. A él no le importa que tú pagas contribuciones, que pagas el CRIM, que cumples con tus responsabilidades. El gobierno colonial quiere que pagues más. Te exige más sacrificios. Te aumenta los impuestos con la crudita, el IVU agrandado de 12%. Quiere
reducir tu salario, tu pensión, tus beneficios, tu educación, y tu salud. ¿Para qué? Para que los bonistas, mega tiendas,aseguradoras, banqueros y el régimen estadounidense puedan continuar manteniendo sus exorbitantes ganancias.

 

Porque para esta gente no hay crisis. El año pasado las compañías foráneas se llevaron en ganancias 35 mil millones. Los bancos locales, aseguradoras de salud, guaynabitos como la familia Ferrer Rangel o Richard Carrión se ganaron 26 mil millones adicionales. Las Leyes de Cabotaje le produjo al régimen de Estados Unidos 24 mil millones por el uso (obligado por ser colonia) de los barcos más caros del mundo. Como ven para ellos no hay crisis.
Tampoco hay crisis para los intermediarios del colonialismo en el PPD y PNP. Ellos gozan de los beneficios, sueldos altos, gobernador 100 mil dólares más todos sus gastos pagos, legisladores empiezan en 73 mil dólares, alcaldes sobre 50 mil dólares, ayudantes, alcahuetes, etc.
Repetimos, los sacrificios que piden son para usted, a los grandes intereses no los van, ni quieren tocar.
Entonces quién paga, bueno el gobierno colonial quiere que usted pague y sesacrifique más. Nosotros creemos que el pueblo puertorriqueño ya se ha sacrificado bastante es hora de revertirle la tortilla y hacer que ellos, los verdaderos culpables de la crisis paguen.
treasurechest_816x544

Quién debe pagar

El colapso del régimen colonial estadounidense en Puerto Rico requiere de soluciones. En todo este debate de que hacer ha habido dos posiciones, una es la del gobierno colonial de turno del PPD anteriormente del PNP, que busca proteger al régimen estadounidense y a los bonistas por encima de todo. Para lograrlo han decidido que es necesario que el pueblopague la crisis.
Como parte de la estrategia del gobierno colonial, García Padilla se ha reunido con diferentes personas par a supuestamente “dialogar” sobre la crisis y conseguir su apoyo a las medidas que quiere imponerle al pueblo. ¿A quién han invitado a la Fortaleza? A los  exgobernadores del PPD y PNP, a economistas, funcionarios del propio gobierno y empresarios. O se a ha invitado a los mismos que han causado la crisis, por ejemplo; Rafael Hernández Colón que elevó la deuda a 8,634 millones, Romero Barceló 3,106 millones, Pedro Roselló 12,824 millones, Sila Calderón 10,274 millones, Aníbal Acevedo Vilá, 15,959 millones, Luis A. Fortuño 16,555 millones, y el propio García Padilla en 2 años 4 mil millones. Entonces estos ineptos son los que van a solucionar la crisis. Además, han invitado a los mismos economistas que aprobaron las  medidas que no han funcionado. Han invitado a los empresarios que viven del mantengo corporativo.
¿Increíble verdad?
La otra posición es la de sectores conscientes del pueblo. Puertorriqueños que han presentado soluciones responsables y prácticas que solucionan la crisis sin perjudicar al pueblo. Señalando a su vez a los verdaderos culpables, el régimen estadounidense, bonistas extranjeros ygobierno colonial PPD- PNP y pidiéndole cuentas sin miedo.
f31b3-globalization
Al pueblo no lo han invitado, pero el pueblo sí tiene propuestas muy buenas, justas y responsables. Y para el conocimiento de todos volvemos a presentarlas.
La primera es renegociar la deuda, estamos hablando de unos 71 mil millones de dólares con intereses altísimos de los bonistas. Deuda creada en algunos casos
de forma ilegal, en otras de forma irresponsable durante muchos años por los partidos PPD y PNP. Cada año el gobierno le paga al servicio de la deuda o intereses cerca de 5 mil millones de dólares, casi la mitad de los gastos del gobierno se va en pagarla, dejando poco para los servicios y crecimiento económico. Esta deuda es impagable, si queremos reactivar la economía tenemos que renegociarla y si los bonistas se niegan entonces el pueblo no debe pagarla. Puerto Rico no debe estar ahogado por el chantaje de estos bonistas foráneos.
La segunda medida que hemos presentado es subir a un 10% las contribuciones a las compañías extranjeras. Estas compañías se llevan en ganancias unos $35 mil
millones de dólares anualmente. Con todas las exenciones, decretos e incentivos que reciben solo terminan pagando un 4% en contribuciones. Al subirle un 10%
generaría 3,500 millones para el gobierno de Puerto Rico, mucho más de lo que generaría el IVU agrandado que el propio gobierno estima en unos 1,200 millones.
La eliminación de las leyes de cabotaje. La Ley de Cabotaje nos obliga a usar la marina mercante más cara del mundo, la estadounidense, nos cuesta $542 millones
al año. Este monopolio encarece todos los productos que llegan a la isla.
“Imponer un 10% a las 400 corporaciones de Puerto Rico más ricas, que se ganan $26,500 millones. Esto representaría $2,650 millones adicionales en ingresos para el pueblo y todavía se ganarían $23,850 millones”.
La renuncia del gobierno colonial PPD / PNP, gobierno incapaz, corrupto, que han=contribuido con su defensa incondicional al régimen colonial a la situación actual.
Claro, ellos no lo van hacer porque para ello necesitarían vergüenza y dignidad que no tienen. Por lo tanto nos corresponde a nosotros los puertorriqueños lograr las fuerzas necesarias para salir de ellos.
————————————————–
1Tomado de Boletín Abayarde Rojo, febrero 2015.
 Terrorismo
Las medidas presentadas por el pueblo generan mucho más dinero que el IVU, recortes, privatizaciones que pretende el gobierno. La ventaja de estas propuestas es que no perjudican en nada a la inmensa mayoría del pueblo o sea a usted. Vamos a unirnos para impulsar nuestras soluciones, las soluciones del pueblo.
obama-watch-commander

117 años

117 años después de la invasión de Estados Unidos a Puerto Rico, el régimen colonial estadounidense nos ha dejado:
45% de la población debajo del nivel de pobreza (datos régimen federal censo de 2010)
37% de la población subsistiendo del mantengo
71 mil millones en deuda a bonistas extranjeros (estadounidenses)
16% de desempleo oficial, el extra oficial sobrepasa el 20%
Un tasa de empleo donde solo trabaja un 39% de los aptos para trabajar (61% no trabaja o no consigue trabajo)
Sistema de educación en crisis y amenazado por los bonistas de privatizarlo
Sistema de salud en quiebra, controlado por las aseguradoras
Servicios al pueblo cada día más deficientes, también amenazados por bonistas y gobierno corrupto y neoliberal del PPD y PNP
Salida de unos 500 mil puertorriqueños de la isla en los últimos 10 años
Destrucción de nuestra agricultura, del 85% queproducíamos en los años 60 hoy solo producimos un 15%. Estamos obligados a comprarle a Estados Unidos el 85%
Impacto económico negativo de 29 mil millones de dólares por las Leyes de período de 1971 a 2012
Impacto económico negativo de 29 mil millones de dólares por las Leyes de Cabotaje del régimen estadounidense impuesto a Puerto Rico esto solamente entre el período de 1971 a 2012
Corporaciones extranjeras, mega tiendas, bonistas, se llevaron 35 mil millones en ganancias el año pasado. Negocio redondo para ellos, el régimen estadounidense
invierte 8 mil millones en fondos federales y se llevan cerca de 60 mil millones entre ganancias y leyes de cabotaje.
Control absoluto de nuestras fronteras, aduana (ellos deciden quién entra o no, ellos deciden a donde podemos viajar o no), telecomunicaciones, comercio, agricultura, nos imponen una corte extranjera llama da federal, hasta nos dicen donde debemos pararnos en una farmacia (Ley HIPA).
Después de 117 años de colonialismo Puerto Rico no aguanta más. Es tiempo de eliminar esta situación ilegal, injusta e indigna. Si queremos cambiar a Puerto Rico
a un país de justicia social, democracia participativa, con una economía basado en el fortal ecimiento de nuestras propias fuerzas e
intereses necesitamos poderes. Poderes para defendernos, poderes para decidir lo que nos conviene, poderes que ahora no tenemos en la colonia. Poderes que solo se consiguen con la independencia y soberanía.
puerto-Rico-libre

Visualizando un legítimo proceso de descolonización

La lucha por la independencia nacional y la descolonización de nuestra nación tiene que erigirse en los pilares de la radicalización (ir a la raíz) de los esfuerzos,visiones y acciones que asumamos en aras de avanzar la independencia. Lo primero que tenemos que  enfatizar es que la estadidad – anexión no es una fórmula descolonizadora. El Lcdo. Fermín L. Arraíza Navas en Anexión y Plebiscito así lo demuestra y citamos: “La exclusión de la estadidad federada o anexión en el caso de Puerto Rico se debe a que nuestra idiosincrasia y cultura es una caribeña y latinoamericana distinta a la anglosajona y, por tanto, aplica el principio de no – anexión, presente en el Art. 22 desde la Carta de la Sociedad de Naciones y reafirmado en la Opinión Consultiva de la Corte Internacional de Justicia Sobre la Presencia Ilegal de Sudáfrica en Namibia…”2
Legitimar la anexión dizque para ser “inclusivos” es hacerle un flaco servicio a la descolonización. Además, obstruye y descarrila el proceso de eliminar y transformar la enajenación colonial que afecta a nuestro pueblo. Enajenación sembrada por procesos de manipulación y degradación espiritual, mental, emocional y física de nuestra gente e implementada por los EEUU en nuestro lar, con la complicidad de los partidos coloniales (PNP – PPD).
Las alternativas de descolonización tienen que darse desde la diversidad. No se puede negociar el principio fundamental de que la soberanía e independencia son un derecho inalienable nuestro. No debe permitirse que se coarte ese derecho natural. Y tiene que seguir los principios fundamentales descolonizadores acordados por la comunidad internacional. Si no se cumplen los mismos el proceso no es descolonizador.
Es imprescindible, sin embargo, que todo proceso para alcanzar la descolonización esté supeditado al trabajo de base organizativo descolonizador. No puede imponerse desde las jerarquías a la base. Desde la lucha cotidiana, reconociendo dónde está el pueblo políticamente. Entender las consecuencias de años de discursos enajenant es que legitiman la mentira que repetimos: “incapacidad para gobernarnos, para decidir, para crear, para sostenernos por nuestros esfuerzos y nuestra incapacidad de trabajo.” Falacias refutadas día a día con el trabajo arduo de la gran mayoría del pueblo, aquí y en el exilio, pero que la misma propaganda colonial impide veamos y reconozcamos.
Anexión y plebiscito, Lcdo. Fermín Arraíza Navas, http://www.keepandshare.com/doc/7159035/plebiscitopdf-pdf-48k?da=y
Ningún proceso y mecanismo de descolonización es válido a menos que antes de su implementación se cumpla con los siguientes requisitos: a) la transferencia de todos los poderes soberanos políticos – económicos a nuestra nación y un tiempo razonable de ejercicio de esa soberanía política – económica; b) la liberación inmediata e incondicional de los prisioneros políticos boricuas en cárceles estadounidenses; c) la eliminación de todo vestigio de los poderes coloniales tales como las fuerzas armadas (marina, guardia costanera, ejercito, guardia nacional), fbi, cortes estadounidenses, oficina de seguridad estadounidense, agencia central de inteligencia, por ejemplo.
Hay que exigir que los procesos y mecanismos se implementen en condiciones de legítima autodetermi nación e intencionalmente crear procesos que amortigüen la insidiosa y corrosiva influencia de más de 100 años de coloniaje estadounidense en nuestra gente.
Es necesario que se implemente efectivamente el trabajo fundamental organizativo de base para crear espacios de descolonización y análisis crítico que le permita a nuestro pueblo, analizar objetivamente, con hechos, con evidencia, la manera y el camino para descolonizar y alcanzar la independencia nacional.

marchaindependencia_jpg_thumbnail0

Participación y autodeterminación

“El derecho de autodeterminación es de los Nacionales Puertorriqueños, donde quiera que se encuentren. No es de los ciudadanos de Estados Unidos que residen
en Puerto Rico.”
Juan Mari Brás, en La Nación que somos.
Quienes organizamos, trabajamos y creamos espacios para concertar un país libre y soberano, aspiramos que se construya una nación sobre bases de justicia y solidaridad. No aspiramos a crear un país como la de los EEUU, que es, desigual, intervencionista y genocida.
En la discusión de cómo avanzar un proceso de verdadera auto – determinación para eliminar la situación colonial y una de las preguntas fundamentales es: ¿Quién puede legítimamente participar en los procesos de descolonización de nuestra nación? Juan Mari Brás nos contesta: “los Nacionales Puertorriqueños”. Determinar quiénes son nacionales puertorriqueños y quienes pueden participar es una decisión que solo compete tomar a los puertorriqueños, libres de coercióncolonial. Para log rarlo, es fundamental que los poderes soberanos sean transferidos a nuestra nación y sean plenamente ejercidos por nuestro pueblo.
Los procesos para descolonizar que no cumplan con los requisitos internacionales deben ser descartados. Solo en el pleno ejercicio de la plena soberanía es posible implementar un mecanismo de descolonización. Dentro del actual sistema colonial, permitir participar individuos por el simple hecho de tener la ciudadanía estadounidense, es una afrenta a la au todeterminación y al derecho inalienable a la existencia como nación del Pueblo Puertorriqueño. Además, permitir esta participación viola el derecho internacional.
Históricamente los países imperiales han usado la substitución de población autóctona, para argumentar cuando se vota por la anexión, aducir que fue “democrático” el proceso. Además, elimina el sentir de nación del pueblo invadido. Por eso en un verdadero proceso de auto – determinación personas que no son nacionales puertorriqueños no debenparticipar.
No importa si han trabajado toda la vida aquí. Permitir la participación de no nacionales, significaría violentar el proceso de autodeterminación descolonizador. El expresar esta visión no implica que se sea “retrógrada”, “xenofóbico”, “racista” o “anti” aquellos que no son nacionales boricuas, es la descripción de una realidad objetiva política.
A las hermanas y hermanos que han hecho de nuestra nación su lugar de trabajo y de vida, se les reconoce ese privilegio. Sin embargo, no deben y no pueden ser parte de un proceso de autodeterminación del status final, crean en el status que crean. Por más trabajador y contribuyente a la economía y a la sociedad boricua que sea un compañero dominicano o venezolano, o cubano, o del país de donde provenga, no tiene derecho de decidir y menos exigir participar en este proceso.
Es responsabilidad de los que luchamos por la independencia nacional explicar claramente a las comunidades este principio fundamental, en solidaridad, en amo
revolucionario y rechazando cualquier posibilidad de caer en discursos xenofóbicos y denigrantes hacia esas y esos hermanos que viven aquí pero siempre firmes que la participación en un proceso de descolonización de nuestra nación es responsabilidad de los nacionales puertorriqueños aquí y en el exilio. Proponer “soluciones” que abran la puerta a legitimar la participación de no nacionales puertorriqueños es hacerle el juego al imperio y a la colonia.
El Boletín, julio 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.