PUERTO RICO: Hace 9 años el FBI asesinaba al líder independentista Filiberto Ojeda Ríos

2467100267a993999c0d544d4f0d310d-620x400

Resumen Latinoamericano, 23 de septiembre 2014.- Nacido en Puerto Rico el 26 de abril de 1933, Filiberto trabajó incansablemente por obtener una condición de dignidad para su patria. Reafirmaba el principio de las luchas legítimas y denunciaba la vileza del colonialismo, sustentándose en las declaraciones de las Naciones Unidas. En 1961 se muda con su familia a Cuba, la trayectoria revolucionaria de Filiberto comenzó temprano en la década de los sesenta, cuando recibió entrenamiento y sirvió a los cuerpos de inteligencia y espionaje de la revolución cubana.

Por esto, al dirigente independentista se le conocía como el G-2 cubano en referencia al Departamento de la Seguridad del Estado en ese país. A finales de esa década y tras destacarse como músico trompetista en la legendaria Sonora Ponceña, fundó el Movimiento Independentista Revolucionario Armado (MIRA), en respuesta a la vergonzosa situación de opresión que estaba viviendo Puerto Rico como colonia de los Estados Unidos.

Trayectoria revolucionaria

Puerto Rico era usado por los Estados Unidos para satisfacer sus intereses económicos, controlando los recursos naturales mediante sus empresas multinacionales, condenando a la miseria a miles de puertorriqueños, a los jóvenes los utilizaban alistándolos en el ejército americano para morir en sus guerras imperialistas, usaban su entorno natural para realizar pruebas militares, probaron ilegalmente armas químicas como el NAPALM y el agente naranja que luego usarían en la guerra de Vietnam, lo cual provocó el surgimiento de numerosas enfermedades entre la población, experimentaban la esterilización de las mujeres puertorriqueñas como método de control demográfico, asesinaban a dirigentes de izquierda, estudiantes, sindicalistas, independentistas, promovían la destrucción de la identidad nacional, imposición de la lengua inglesa, la asimilación cultural y la sumisión.

Ante todo esto el Movimiento Independentista Revolucionario Armado (MIRA) decide actuar, se le empiezan a atribuir decenas de misiones tales como explosiones de bombas en instalaciones militares, federales, comerciales y del gobierno colonial, tanto en Puerto Rico como en Estados Unidos. Se registraron otras decenas de ataques con bombas, en numerosos bancos y comisarías de policía, enfrentamientos con los cuerpos represivos, ataques a bases militares, el famoso atentado del restaurante Fraunces Tavern en el área de Wall Street en Nueva York, con un saldo con 4 muertos y 55 heridos, lugar frecuentado por banqueros, agentes de la bolsa y ejecutivos de numerosas multinacionales, y sobre todo, varios asaltos a bancos y camiones blindados, como parte de un plan de recuperación económica dirigido a cubrir los gastos de la lucha armada revolucionaria. En 1976 los grupos armados bajo el mando de Ojeda Ríos asumieron el nombre de Ejército Popular Boricua, mejor conocido como los Macheteros.

De las más de cien acciones que se le atribuyeron, destacan la ejecución de un oficial de la policía puertorriqueña, el ajusticiamiento de dos infantes de la marina norteamericana en la base militar de Sabana Seca en 1979, la destrucción, en 1981, de once aviones de la Guardia Nacional Aérea y el robo a mano armada de 7.2 millones de dólares a un camión blindado de la compañía de transporte de dinero Wells Fargo en 1983.

Encarcelamiento

Su rol en el histórico asalto de un depósito de la Wells Fargo en Hartford, en 1983, causó que el gobierno federal de los Estados Unidos lo acusara y encarcelara a finales de los años ochenta junto a otros 19 miembros de la organización.

El líder de los Macheteros fue arrestado en un apartamento en Luquillo después de haberse batido a tiros con los agentes federales. En 1988 fue liberado bajo fianza y con un grillete electrónico amarrado a una de sus piernas después de pasar tres años en prisión a la espera de juicio.

En 1990 se despoja del grillete y vuelve a la clandestinidad.

El FBI lo asesina en 2005

Fue asesinado el 23 de septiembre del 2005 por el FBI en la localidad puertorriqueña de Hormigueros. Más de 200 agentes del FBI, entre ellos una veintena de francotiradores, rodean su residencia con la intención de capturarlo, pero Ojeda eligió morir combatiendo con honor, un hombre sólo, de 72 años, enfermo del corazón y defendiendo a su mujer contra decenas de asesinos a sueldo, se produjo un tiroteo en el que un agente del FBI resultó gravemente herido, Ojeda fue alcanzado por varios disparos, sus asesinos lo dejaron morir desangrándose en el suelo durante varias horas, negándole atención médica. Miles de personas le despidieron como a un verdadero héroe durante el funeral que tuvo lugar en Naguabo. Su nombre y su legado hoy es levantado por gran parte del pueblo puertorriqueño que continúa luchando por la independencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.