Minería ilegal no, destrucción deliberada de la cuenca

Minería ilegal

Rafael Flores*, 04-04-2015

Las acciones mineras contra cuencas de los ríos que vierten aguas al embalse de Guri no responden a una actividad ilegal, sino a un plan deliberado del imperialismo, para destruir las fuentes que alimentan ese embalse. Esta acción nos haría enormes daños a corto y largo plazo; en principio para agravar los problemas de generación y suministro de electricidad, conforme a los propósitos imperiales de desacreditar, para luego derrotar a la Revolución Bolivariana; en el largo plazo, los daños ecológicos harán que sus efectos se prolonguen sobre la generación de electricidad y contribuirán a arrastrar a nuestra nación a la peor de las miserias, pues según el imperio somos una amenaza para su seguridad y éste será el concepto que privará en la relación, si logra someternos a su dominación una vez más.

Guardo pocas dudas de que esas acciones imperiales también pretenden encubrir la presencia de sus fuerzas en la zona, para apoderarse de materiales estratégicos de fácil acceso y conocida localización por sus agentes, a la sombra de esa actividad minera despiadada e ilegal.

Hace algunos años escribí sobre este tema; insisto ahora en la necesidad del emplazamiento a gran escala de nuestra FANB en la zona y en la incorporación y adiestramiento profundo de nuestros pueblos aborígenes en el seno de nuestra FANB, con un carácter verdaderamente revolucionario, para defender la Amazonía y la patria toda, sin ignorar que, dentro de ellos, habrá algunas agrupaciones adoctrinadas por las misiones imperiales, aquellas falsamente investidas de religiosas, que actuaron durante décadas en la zona.

A estas alturas del agresivo juego imperialista, contra la patria que Bolívar y Chávez nos legaron, debo advertir otra apreciación, acerca del riesgo de la dispersión de enfermedades, como fiebre amarilla por ejemplo, para afectar y diezmar a nuestros pueblos aborígenes en la Amazonía y conforme al interés y urgencia imperialista de penetrar en la región, para alimentar sus necesidades de materiales estratégicos de uso militar.

Cabe recordar la cínica acusación de la extracción de esos materiales, en esa misma zona y en conjunto con Irán, de la que Chávez se burló con la mención de las bicicletas atómicas. Miren ustedes cual era la razón, resultó la del ladrón, quien apunta señalando hacia otro lado y grita, para llamar la atención hacia alguien más, a quien acusa falsamente de ladrón.

*capitán de altura y productor agrícola

Webmaster

Corresponsal para Información al Desnudo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.