EEUU Frustrara la presión sobre Rusia o perderá a la India como aliado

El dilema de EE.UU. y los S-400: ¿Frustrar la presión sobre Rusia o perder a la India como aliado?   Washington se enfrenta a una decisión difícil en relación al contrato militar ruso-indio, esperado para este viernes y evaluado en más de 5.000 millones de dólares.El dilema de EE.UU. y los S-400: ¿Frustrar la presión sobre Rusia o perder a la India como aliado?

Cuando el primer ministro indio, Narendra Modi, reciba este viernes al presidente ruso, Vladímir Putin, un asunto en su agenda será seguido minuciosamente desde Washington: el anunciado contato para el suministro de sistemas antiaéreos rusos S-400, escribe The Wall Street Journal.

Washington ha estado apuntando a la industria de defensa rusa y a cualquiera que negocie con ella, bajo un mandato otorgado por el Congreso el año pasado. Sin embargo, sancionar a Nueva Delhi por ese acuerdo con Moscú socavaría los esfuerzos de Washington para establecer una alianza con India en materia de seguridad, con miras a contrarrestar el ascenso de China.

Al mismo tiempo, hacer una excepción frente a este acuerdo –por valor de más de 5.000 millones de dólares–, que involucra una de las armas más avanzadas de Rusia, pondría en riesgo la cada vez más dura campaña de Washington en contra de Moscú.

El mercado indio sigue siendo crucial para la industria rusa de armas, que fue el segundo mayor exportador del mundo el año pasado. Rusia exportó en ese lapso armas por valor de 2.000 millones de dólares a la India, aproximadamente el 13 % de sus entregas en todo el mundo, según el centro analítico ruso CAST.

El mes pasado, el Departamento del Tesoro y el Departamento de Estado de EE.UU. sancionaron a China por comprar cazas Sukhoi Su-25 y sistemas S-400 a Rusia. La medida tenía por objetivo enviar un mensaje a otros países que estuvieran considerando acuerdos similares.

Rusia ha sido durante mucho tiempo la mayor fuente de equipamiento militar de la India, y su suministro de piezas de repuesto y servicios de mantenimiento siguen siendo cruciales para las necesidades de defensa de esa nación. Sus planificadores militares ven el sistema S-400, capaz de rastrear y derribar aviones y misiles a cientos de kilómetros de distancia, como un activo importante frente a vecinos como Pakistán y China.

 

Por lo tanto, las autoridades indias esperan que EE.UU. entienda que Nueva Delhi no puede suspender sus lazos militares con Moscú, asegura Harsh V. Pant, director de estudios estratégicos de Observer Research Foundation, con sede en Nueva Delhi. Según él, imponer sanciones a su país “sería altamente perjudicial”.

“Reviviría en la India debates y sospechas antiguas sobre la agenda de EE.UU.”, dijo Pant, quien señala que, como consecuencia, “pocos gobiernos en India podrían hacer algo sustancial con EE.UU. durante algún tiempo”.

Richard M. Rossow, experto político del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington, sugirió que EE.UU. podría concederle una excepción a la India  en favor de los objetivos de seguridad a largo plazo.

“Es demasiado importante para no hacerlo, aunque sería doloroso”, expresó.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.