Convocar al Mercosur a Caracas

Argentina Mercosur

Rafael Flores, 21 de diciembre, de 2016.

Venezuela tiene la legitimidad, la titularidad de la presidencia protémpore y, en mi opinión, el deber de convocar a una reunión de MERCOSUR en Caracas, a la cual concurran además las representaciones de los pueblos, muy especialmente los ex presidentes Lula y Dilma de Brasil y Cristina de Argentina.

Esta sería la respuesta que corresponde a la espuria convocatoria del MERCOSUR por la cancillería argentina y al valeroso ejercicio de legitimidad y dignidad de los Cancilleres Delcy Rodríguez de Venezuela y David Choquehuanca de Bolivia el pasado 14 de diciembre.

Por otra parte, sería también otra oportunidad para ratificar la inequívoca posición de solidaridad de la Revolución y Gobierno Bolivarianos con los pueblos suramericanos y sus líderes auténticos, patriotas, nacionalistas, como es el caso de los ex presidentes, sometidos a persecución judicial y hostigamiento por gobiernos de Brasil y Argentina que no sirven a sus pueblos, sino al imperialismo y a las empresas trasnacionales.

Se trata esta convocatoria que propongo, de la prosecución de la labor histórica contra la dominación imperialista, que Venezuela asumió en 1810 y retomó en 1999. Por adversas que luzcan las actuales circunstancias en América del Sur, la realidad es otra. El pueblo argentino ya se quitó el velo, develada frente a él la falsedad de las promesas del entonces candidato y hoy presidente Mauricio Macri y la exaltación de sus falsas promesas electorales por los medios de comunicación, al servicio éstos, como Macri, del imperialismo y no de los pueblos.

A esta altura, resulta incomprensible que la oposición argentina no haya denunciado, ante el pueblo argentino, la identidad del gobierno actual de Macri con los gobiernos de sus antecesores Fernando De La Rúa y Carlos Menem; de cómo Macri, al igual que De La Rúa y Menem antes, está al servicio del imperialismo y hace entrega de la nación argentina a la banca y otras empresas imperiales, a costa, como lo hicieron De La Rúa y Menem, de reducir al pueblo a los trágicos niveles de pobreza y de miseria contra los que se sublevó la nación argentina.

Lo mismo sucede en el Brasil actual de Temer, quien asumió la presidencia tras un golpe de estado parlamentario contra la legítima presidenta Dilma Rousseff, por lo que, la convocatoria del MERCOSUR a Caracas es de una oportunidad extraordinaria, para denunciar la tragedia que viven nuestros pueblos suramericanos y proclamar la esperanza y, mejor aún, la certeza del destino exitoso de la lucha por la liberación de esos pueblos hermanos contra el dominio imperial, contra la pobreza en la que los sumergen esos mandatarios, Macri y Temer, lacayos del imperio.

Webmaster

Corresponsal para Información al Desnudo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.