Chile: Elecciones Presidenciales 2017 – Qué Tiene el Pueblo que Ganar?

Chile: Elecciones Presidenciales 2017 – Qué Tiene el Pueblo que Ganar?

por  Sergio Reyes

Información Al Desnudo – Chile

2017, Chile celebrará su séptima elección presidencial desde que la dictadura cívico-militar de Pinochet dio paso a la democracia capitalista en 1989. El sistema democrático capitalista dejado por Pinochet está estrechamente controlado por la superestructura del sistema (constitución, congreso –con senadores designados y todo–, fuerzas armadas, tribunales, medios de comunicación, etc.). Los primeros dos presidentes electos fueron miembros del Partido Demócrata Cristiano, Patricio Aylwin y Eduardo Frei, Jr. Fueron seguidos por dos miembros del Partido Socialista, Ricardo Lagos y Michelle Bachelet. El quinto presidente era miembro de un partido de derecha, Renovación Nacional, Sebastián Piñera. Finalmente, en 2013, Michelle Bachelet fue reelecta.

Todas estas administraciones han hecho su trabajo, esto es “administrar” el sistema heredado de la dictadura. En esencia, el sistema económico capitalista establecido durante el régimen de Pinochet (1973-1989) ha permanecido intacto. Para ser justos con el gobierno de centro izquierda, éste ha introducido algunas reformas importantes, en particular en el área de la educación y otras, pero ese es el tema de un artículo diferente.

Los chilenos participarán sin entusiasmo en estas elecciones, de seguro. Los chilenos tienen la sensación de que todos los políticos son prácticamente iguales. Creen que son corruptos o corruptibles y que solo cuidan de sus propios intereses.

Hay 8 candidatos en total. El bloque Nueva Mayoría va dividido, con la Sra. Carolina Goic por los Demócratas Cristianos, por un lado, y Alejandro Guillier con el apoyo de una coalición, que incluye el Partido Socialista y el Partido Comunista, por otro. Luego, hay otros candidatos con diferentes grados de política de izquierda: Alejandro Navarro, partido de PAIS; Beatriz Sánchez, por el Frente Amplio (una joven fuerza izquierdista ganando apoyo en todo el país, aunque crítica con el comunismo). Finalmente, a la izquierda, hay un candidato que se postula para un boleto comunista clásico, Eduardo Artes, por la Unión Patriótica. Artes es el líder del Partido Comunista – Acción Proletaria (no confundir con el PCCH). Marco Enriquez-Ominami (hijo del legendario líder del MIR Miguel Enriquez), corre con una plataforma de centro derecha para su Partido Progresista.

La derecha está representada por el ex presidente Sebastián Piñera, de la Renovación Nacional respaldada por la coalición «Chile Vamos», en busca de la reelección. Él se está mostrando como el favorito en las encuestas. Un segundo candidato derechista es José Kast, que se presenta como independiente, con una organización que llamó Evopoli (Evolución Política) buscando liderar a las fuerzas más conservadoras del país, seguramente inspirado por el éxito de Trump en los Estados Unidos.

Las propuestas de los candidatos:

1. Beatriz Sánchez, Frente Amplio. El Frente ha desarrollado una propuesta extensa y detallada, basada en informes de grupos de trabajo, por áreas de interés. Como resultado de este proceso de consulta, el Frente lo nombró como el «Programa de muchos». Dada la duración de la propuesta, solo podemos señalar algunos de ellos. Sánchez propone volver a escribir la Constitución a través de una asamblea constitucional elegida por el pueblo. También propuso implementar un nuevo «modelo» de desarrollo económico, básicamente basado en compañías que son ambientalmente conscientes. Sánchez también propone una participación más activa y más grande del estado en la creación de infraestructura para la economía, que incluye la nacionalización del agua, eliminando la propiedad privada de este activo central para la vida. Un elemento que será bastante común para todos los candidatos, también se incluye en su programa, mejorando los medios de transporte y la infraestructura. Ella abordará el tema de la seguridad social privada al poner fin a las compañías que hoy administran fondos de jubilación con fines de lucro para todos los trabajadores (AFP). Su programa también aborda los problemas de educación y cuidado de la salud, definiéndolos como derechos. Sánchez incluye medidas progresivas en las áreas de migraciones, feminismo, diversidad sexual y de género, tecnología, deportes y los derechos de los pueblos originarios y los afrodescendientes. Su programa incluye cambios en la estructura tributaria y el gasto fiscal en función de las preocupaciones sociales, y la concentración de una mayor parte de los impuestos en las empresas y las personas con mayores ingresos. Finalmente, Sánchez propone reformar la estructura y el financiamiento de las fuerzas armadas, eliminando su asignación exclusiva de los ingresos generados por las ventas de cobre. Introducirán cambios en la estructura actual del comando basado en privilegios, haciéndolo más democrático y abierto.

2. Alejandro Guillier, PS, PC, otros. Su programa aboga por una «nueva economía». Esto, sin embargo, como sucede con la mayoría de los candidatos, no significa cambiar la raíz capitalista, sino introducir reformas en ella. En este caso, hacer un mejor uso de la tecnología y el conocimiento y reducir la «concentración» de actividades y aumentar la diversidad de la producción, lo cual solo podemos suponer significa atacar a los monopolios, aunque ese lenguaje no se use. Guillier hace hincapié en los servicios sociales para las familias, incluida la expansión de los cambios recientes en la educación y avanzar hacia la educación gratuita para todos. También proponen mejorar la atención médica, mediante la ampliación de la infraestructura de servicios para la salud pública. Asimismo, su plan aborda la construcción de más viviendas públicas, con el objetivo de eliminar las “poblaciones marginales” en Chile. Aumentar la disponibilidad de trabajos para todos con salarios justos, es otro de sus objetivos. Guillier también aborda el tema del transporte, en particular en la capital, Santiago. También incluyen un conjunto progresivo de propuestas de diversidad de género. La seguridad pública también se aborda en este programa. El programa de Guillier también critica el sistema privado de pensiones (AFP) e introduce una serie de reformas en el sistema, sin indicar si lo reemplazarían, sino que refuerzan el sistema estatal de pensiones, que ya existe. Finalmente, Guillier se basa en un tema tan antiguo como el país, descentralizar el proceso de toma de decisiones, que se concentra en la capital, y brindando a las regiones más recursos y poder para tomar sus propias decisiones, dada la variedad de necesidades que cada región tiene .

3. Carolina Goic. Partido Demócrata Cristiano. El título de su programa es «Confiemos nuevamente». Esto aborda la percepción de la población de que ya no se puede confiar en ningún político. Goic abordó la necesidad de alcanzar un pacto constitucional para cambiar la constitución actual. También aborda el tema de la centralización del poder y dar más voz a las regiones. Ella dedica una sección completa a la transparencia, la honestidad y la lucha contra la corrupción para que las personas puedan confiar nuevamente en los políticos. En términos de defensa, su programa apunta a alinear a las fuerzas armadas chilenas dentro del esquema de seguridad de las Naciones Unidas. El programa aborda el conflicto Mapuche incluyendo una cláusula constitucional que declara al estado chileno como pluriétnico y asegura la representación de los pueblos originarios en el Congreso Nacional. En el frente económico, propone aumentar la productividad y fomentar las inversiones a través de incentivos fiscales y una mayor intervención del estado en el financiamiento de las obras públicas y la infraestructura. También propone la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología para apoyar la actividad económica y el desarrollo. El desarrollo sostenible es lo que promueven, con preocupación por el medio ambiente. Su programa declara a la salud como un derecho humano fundamental para ser promovido y defendido. En educación, aboga por un sistema mixto, público y privado. Por lo tanto, su objetivo es mejorar la calidad de la educación. Ella propone un sistema de transporte moderno y sostenible, promoviendo el transporte público y desalentando el uso de vehículos privados. Sobre la diversidad sexual, ella propone participar activamente en el Congreso para legislar sobre una ley para el matrimonio igualitario. Ella reconoce la necesidad de reformar el sistema de pensiones, pero no llega a proponer eliminar el sistema privado actual. Finalmente, también se dirige al sistema de inmigración y propone una nueva ley de inmigración, basada en el respeto por los derechos humanos, el desarrollo económico, la soberanía y la seguridad.

4. Alejandro Navarro, PAIS (Partido Amplio de Izquierda Socialista). Para Navarro, escribir una nueva constitución es su propuesta central, y el programa entra en detalles sobre cómo conciben el nuevo orden político, incluida la creación de un puesto de primer ministro. En este contexto, abordan el tema de la autonomía regional y comunal, a diferencia de la forma de gobierno centralizada actual. Proponen «reactivar» la economía a través de un programa de inversión pública en infraestructura productiva y social. Su programa propone aumentar los impuestos a las empresas y a los que tienen altos ingresos. El programa de Navarro también habla sobre la creación de un nuevo modelo económico basado en la sustentabilidad, con énfasis en la tecnología y las preocupaciones ambientales. Además entra en detalles que indican que aumentarán la extracción de litio mediante la creación de la Corporación Nacional de Litio controlada por el estado. Navarro pondrá fin a la actual privatización del agua y la hará accesible para todos. Navarro propone un sistema nacional de salud que incluye la creación de farmacias estatales. En el área de educación, Navarro propone lo que él llama una verdadera reforma educativa, sin copagos, avanzando hacia un sistema educativo totalmente gratuito. Parte de su plan de educación incluye, como meta, la educación universitaria universal y gratuita para 2020. Este programa también propone la eliminación del actual sistema privado de pensiones para ser reemplazado por un sistema de seguridad social administrado por el estado. Sobre el trabajo, Navarro propone acortar la semana laboral de 44 horas a 40 horas y una serie de reformas que beneficiarían a los trabajadores. En cuanto al transporte, el programa incluye subsidios para las regiones y reemplaza el actual sistema Trans-Santiago. Para combatir el crimen, Navarro propone formas de vigilancia comunitaria, modernización de la fuerza policial y programas de mediación comunitaria. En cuanto a la diversidad de género, aboga por la igualdad y equidad de género. Dada la historia de desastres naturales en Chile, Navarro propone crear un Ministerio de Gestión de Riesgos para Desastres y Emergencias, con énfasis en la prevención. También propone proporcionar más recursos y ampliar el alcance del recientemente creado Ministerio de las Artes, la Cultura y el Patrimonio. El programa incluye una sección completa sobre los derechos de los pueblos indígenas, comenzando por reconocer que Chile es un país plurinacional y promoviendo la autonomía indígena en sus territorios. En su plan de relaciones exteriores, Navarro incluye trabajar para encontrar una solución al conflicto del Estado palestino reconociendo su derecho a existir.

5. Marco Enríquez-Ominami. Partido Progresista. Su programa parte de la premisa de que el candidato cree en un mercado capitalista fuerte, con regulaciones estatales y prosperidad para todos. Su primera prioridad será el crecimiento económico. En esta área, también propone una reforma tributaria, que busca gravar más a individuos y empresas con mayores ingresos. El estado invertirá en obras de infraestructura, incluida la construcción de 20 hospitales nuevos en todo el país. El estado subcontratará con compañías privadas de construcción. Navarro creará un Ministerio de Ciencia y Tecnología. Busca definir los servicios de internet como un servicio básico y regularlo como tal. Para atacar el problema del delito, Enríquez propone programas comunitarios de prevención del delito y no solo la aplicación de la ley, y la creación de una Oficina municipal de Mediación. También propone reformar el actual sistema de pensiones en un sistema mixto público-privado. Enríquez critica el concepto de educación como una mercancía, pero no llega a proponer la eliminación de los subsidios estatales para las escuelas y universidades privadas. Por el contrario, propone una serie de reformas a ese sistema. En cuanto a la energía, el candidato desalienta la inversión estatal en emisiones altas de contaminantes y fomenta la energía renovable y limpia. Su plan también aborda el tema del agua, sin embargo, él no aboga por la nacionalización. En cambio, quiere fortalecer el papel del estado en la distribución del agua a través de la compra de fuentes privadas si es necesario. Él indica claramente que no va a expropiar estos recursos que ahora están en manos privadas. Enríquez también aboga por fortalecer el Ministerio de Artes, Cultura y Patrimonio. En cuanto a la salud, Enríquez indica que este debería ser un derecho universal y estar garantizado por una nueva constitución. También quieren crear un sistema nacional de farmacias administrado y de propiedad estatal que elimine la especulación de precios para medicamentos. En el frente de los derechos indígenas, Enríquez incluiría en la nueva constitución el concepto de que Chile es multicultural, que los territorios ancestrales de las naciones indígenas deben ser respetados, y dejará de usar la ley antiterrorista para enfrentar el conflicto actual. Al igual que otros, Enríquez también propone soluciones al tema de la centralización gubernamental, apelando para proporcionar más recursos y toma de decisiones a las regiones.

6. Eduardo Artes, Unión Patriótica. Artes indica que la primera acción de su gobierno sería el llamado a la formación de una asamblea constituyente. Un elemento central de su programa es la nacionalización de TODOS los recursos naturales, incluidos el agua, el gas, el cobre, el litio, los bosques, el mar y la pesca. El estado desarrollará un proceso de industrialización, de manera que podamos procesar nuestros propios recursos. El sistema bancario y las instituciones financieras del mercado de capitales también estarán controladas y serán propiedad del estado, repatriando todos los fondos que las empresas y las personas mantienen en el extranjero para beneficiar las condiciones sociales y económicas de los trabajadores en Chile. Para las fuerzas armadas, Artes propone cambiar la selección de mandos de los mandos, abriéndolos a todas las clases sociales, y al mismo tiempo, incorporar el trabajo del personal de las fuerzas armadas a nivel comunitario, para producir el concepto de que las fuerzas armadas son parte del pueblo, y por lo tanto, hacer menos probable que los soldados se vuelvan contra la gente. La salud y la educación serán gratuitas para todos y administradas por el estado. La vivienda también será asumida por el estado, y tendrá como objetivo eliminar viviendas deficientes para la clase trabajadora. Sobre el sistema de pensiones, Artes propone eliminar a las aseguradoras de pensiones privadas (AFP) y reemplazarlas con un sistema de seguridad social estatal, con participación de los trabajadores en su administración, con aportes de fondos del empleador, el empleado y el estado. El programa también considera los problemas de recreación, deportes y medio ambiente. Su plan económico incluye desarrollar una industrialización de nuevo tipo, basada en la calidad de vida de las comunidades y respetuosa con el impacto ambiental. En materia de seguridad pública, Artes propone el uso de centros de detención (cárceles y cárceles) solo durante el proceso legal. Después de dictada la sentencia, los presos serán confinados a los Centros de Trabajo Reeducativo. El transporte y las telecomunicaciones también verán el desarrollo bajo este programa, mediante la construcción de un sistema nacional de trenes. Finalmente, el programa de Artes reconoce la existencia de diferentes naciones indígenas y define al país como un país plurinacional.

7. Sebastián Piñera, Coalición Chile Vamos. Piñera construyó su programa alrededor de 5 prioridades. Debido a que es un buen resumen de su programa, simplemente los incluiré aquí: 1) Haga que la economía crezca de nuevo, cree empleos y mejore los salarios. (Sorprendentemente para un capitalista, Piñera dice en su programa que «no hay una mejor política de desarrollo que el crecimiento, ni una mejor política social y laboral que el pleno empleo.) 2) Convertir a Chile en un país más seguro, retrasando la delincuencia, el narcotráfico y terrorismo, apoyando y modernizando nuestras fuerzas policiales. 3) Mejorar la calidad de la educación para nuestros niños, jóvenes y trabajadores, enfrentar los desafíos de la información y la educación, fortalecer la libertad de enseñanza y devolver a los padres su derecho a elegir y participar en la educación de sus hijos. 4) Superar la crisis de salud en Chile, mejorar la calidad del servicio y la infraestructura, graduarse o traer a más médicos especialistas, finalizando con listas de espera para atención médica y procedimientos, reduciendo el precio de los medicamentos y promoviendo una cultura de vida saludable. 5) Mejorar las pensiones de jubilación y la integración y calidad de vida de nuestros mayores a través de una reforma al sistema de pensiones y una política nacional de envejecimiento positivo. Su programa también incluye mencionar la finalización de la centralización del gobierno y dar más poder a las regiones. Su sistema de impuestos tendrá como objetivo fomentar el crecimiento y será a favor de la inversión, el espíritu empresarial y la innovación. En cuanto a la salud, propone la creación de un registro médico único electrónico, en un país donde se guardan archivos manuales en hospitales y clínicas. Propone la eliminación de los barrios marginales para el año 2026. El plan de Piñera también incluye revisar el período presidencial, que actualmente es de 4 años (aparentemente aumentarlo a 6, aunque no está escrito en su programa) y reducir el tamaño del Congreso a 120 diputados y 40 senadores. Como otros, propone un nuevo sistema de transporte urbano para Chile, al que llama «Tercer Milenio», que pondría fin al actual sistema Trans-Santiago en 8 años.

8. Jose Kast. Evopoli, Independiente de derecha. Tenemos que partir de la premisa de que para el Sr. Kast, Sebastián Piñera, no es lo suficientemente derechista. Su plan incluye aumentar la seguridad y recuperar el estado de la ley y el orden. Se dirige por nombre al conflicto Mapuche como actos de terrorismo y hace un llamado para aumentar los recursos para el orden y las fuerzas de seguridad en Chile. Luego propone la declaración del estado de emergencia en el área de conflicto y envía a las fuerzas armadas a ejercer el control de la situación. De hecho, él promete que cuando sea inaugurado el 11 de marzo de 2018, inmediatamente declarará el estado de emergencia en la Región de la Araucanía. Propone un aumento salarial del 7% para la policía y los guardias de la prisión, y un sistema de salud mejorado para los miembros de las fuerzas armadas. Kast también propone la creación de un Comité de Seguridad Nacional en lugar del Comité Político que ahora asesora al presidente semanalmente en La Moneda. También se ocupa de poner fin a la transición política y poner fin a las demandas de derechos humanos. Promete aplicar un perdón presidencial a todos los militares que actualmente cumplen condenas por violación de los derechos humanos bajo Pinochet. Kast también propone revisar la ley de armas chilenas para extender los permisos para el uso de armas para defensa personal. También está proponiendo construir muros fronterizos en el norte de Chile, en la frontera con Perú, por una extensión de 170 kilómetros (105 millas). En relaciones exteriores, terminará las relaciones diplomáticas con Cuba y Venezuela. Naturalmente, Kast propone aumentar el tamaño del presupuesto militar. En materia de inmigración, quiere aumentar la seguridad y el control de las personas que ingresan al país, diciendo de paso que muchos extranjeros han ingresado al país para apoyar actividades terroristas en la Araucanía. Su agenda económica busca menos regulaciones estatales y menores impuestos para las corporaciones. Para cada nueva regulación, dice Kast, y dónde hemos escuchado esto antes sino de la boca de Trump, otros dos deben ser eliminados. En energía, Kast prefiere las plantas de energía de fusión nuclear, que espera completar para el año 2100.

Conclusiones

En este punto, el lector que leyó dolorosamente todas estas notas sobre las propuestas de los candidatos, aunque estas sólo representen parcialmente sus programas, probablemente sabe mucho más sobre los candidatos que la mayoría de los chilenos. Hay muchos objetivos comunes para la mayoría de los candidatos, como la reforma del sistema privado de pensiones o la mejora y / o reemplazo de un sistema de tránsito público (realmente privado) como el de Santiago.

Otro elemento que es difícil de tomar en serio más allá de ser una promesa electoral, es la eliminación del centralismo del gobierno y el otorgamiento de más recursos y poder a las regiones. Esto, lo escuché desde que era un niño, y desde entonces no han pasado muchas cosas al respecto. El principal denominador común aquí es que todos los candidatos cumplirán con las reglas establecidas por el sistema capitalista, ya sea con reformas o, para los derechistas, haciéndolo más fuerte. La excepción es el candidato Artes, que propone un programa de nacionalizaciones tan amplio como el propuesto por Salvador Allende, el cual comenzó a funcionar en 1970 y terminó con el golpe de estado civico-militar del 11 de septiembre de 1973. También vemos que tenemos un candidato mini-Trump aquí, el Sr. Kast.

Pase lo que pase, es poco probable que el candidato de la mayoría obtenga el porcentaje requerido del 50% + 1 para ser elegido y habrá una segunda ronda el 17 de diciembre de 2017, que solo incluirá a los primeros dos captadores de votos. ¡Manténganse al tanto!

(*) Sergio Reyes es un ex prisionero político bajo la dictadura civil-militar de Augusto Pinochet. Vivió en los EE. UU. Durante 41 años desde 1976 y ahora ha regresado a su país de origen. Esta será la primera elección en Chile en la que podrá emitir su voto. Este artículo fue escrito originalmente en inglés para suplir la falta de información en el exterior, y luego fue traducido al español generosamente por Carlos Segundo Castañeda Gómez.

CANDIDATOS EN LA FOTO

Desde arriba, de izquierda a derecha: Artes, Guillier, Goic, Pinera. Second row: Navarro, Sanchez, Enriquez-Ominami and Kast.

FUENTES DE INTERNET PARA TODOS LOS PROGRAMAS

https://www.servel.cl/wp-content/uploads/2017/09/Programa_Eduardo_Artes_Brichetti.pdf
http://www.beatrizsanchez.cl/programa/
https://www.servel.cl/wp-content/uploads/2017/09/Programa_Alejandro_Guillier_Alvarez.pdf
https://presidentemarco.cl/wp-content/programa_final.pdf
https://sebastianpinera.cl/nuestras-propuestas/
http://www.kast.cl/programa-de-gobierno/
https://www.servel.cl/wp-content/uploads/2017/09/Programa_Carolina_Goic_Boroevic.pdf
https://www.servel.cl/wp-content/uploads/2017/09/Programa_Alejandro_Navarro_Brain.pdf

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.