Ataques postmortem: un síntoma de que Chávez nos los dejó locos | Información al Desnudo

Ataques postmortem: un síntoma de que Chávez nos los dejó locos

Dirigentes de oposición

Por Clodovaldo Hernández

Las cloacas mediáticas siempre andan buscando una excusa para atacar al comandante Hugo Chávez, a pesar de que murió hace ya casi año y medio. Es un comportamiento ya maniático, visto como se le mire, el síntoma de una enajenación bastante seria. En cinco palabras, Chávez nos los dejó locos.

Un amigo que se las da de psiquiatra dice que el conflicto de quienes incurren en esos actos necrofílicos comunicacionales consiste en que el comandante se marchó de este mundo victorioso, sin que ellos pudieran sacarlo del poder, verlo derrotado, meterlo preso o, como dijo una vez ese deplorable señor que es Rafael Poleo, “colgado con la cabeza pa’bajo, como Musolinni”. Esas personas soñaron y profetizaron tantas veces una revancha personal contra Chávez que ahora andan terriblemente frustrados, pues obviamente, ya no hay manera de derrotarlo, a menos que sea en una reencarnación.

Como es habitual, la actitud de los medios se contagia a sus adocenados usuarios. El opositor común y corriente también experimenta la amargura de tener que insultar constantemente a alguien que ya no está en nuestro plano. El vergonzoso empeño en seguir golpeando al líder fallecido sale a relucir cada vez que lo mencionan y dicen “el difunto” en un tono irónico y de cierta superioridad, como si ellos fuesen a vivir para siempre. También cuando hacen burla de la frase emblemática de Chávez en el discurso del 8 de diciembre de 2012: “Hoy tenemos patria”.

En los últimos días, lo peor de la prensa escuálida ha encontrado lo que llaman un bocado de cardenal para solazarse en su anomalía psiquiátrica. Han aprovechado la designación de María Gabriela Chávez Colmenares, hija del comandante, como embajadora alterna ante la Organización de las Naciones Unidas para montar sus aberrantes jornadas de ataques postmortem.

Los agravios personales contra María Gabriela se apoyan en toda suerte de infundios, traficados por la canalla mediática internacional y en mezclas de chismes con presuntos análisis políticos. Se le descalifica a priori, se da por descontado que hará un mal papel, que irá al cargo a aprovecharse y que hará quedar mal al país. En el fondo, por supuesto, ella no les interesa tanto: lo que quieren es aprovechar la coyuntura para menoscabar la memoria del comandante de sus tormentos.

El afán de criticar a “el Gigante” (como lo denominó la propia María Gabriela) y a sus parientes más cercanos llega a extremos casi cómicos. Por ejemplo, el editorial de El Nacional habla de lo mal que suelen hacer las cosas los “hijos de papá” y los herederos de los personajes famosos. Menos mal que Miguel Otero Silva era humorista y seguramente se está revolcando en la tumba, pero de risa.

clodoher@yahoo.com

Sobre Webmaster
Corresponsal para Información al Desnudo.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada. En Información al Desnudo queremos mantener un debate de altura, no se aceptan por lo tanto comentarios que incluyan; insultos, amenazas, xenofobia, lenguaje obsceno, enlaces externos o Spam.


*


Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

A %d blogueros les gusta esto: